VIVIR EN LA FE CRISTIANA

La construcción de una iglesia

La iglesia es el lugar de reunión cristiano donde se supone la presencia de Dios y donde la comunidad se congrega para orar. Pese a que hoy en día sólo se consideran catedrales las iglesias episcopales de una ciudad o región, en el pasado era frecuente designar a las iglesias en general como catedrales (del griego cathedra, «asiento»). Numerosas iglesias, sobre todo las más tempranas, exhibían rasgos arquitectónicos comunes: presentaban, por ejemplo, una nave central, en la mayoría de los casos de orientación oeste-este, con otras naves laterales anexas. En algunos casos, la nave central era atravesada por un transepto en dirección norte-sur, lo que confería a los edificios, observados desde arriba, una forma de cruz. En el ábside, en la cabecera de la nave central, se encontraba el altar. Antiguamente, solía estar allí también el trono del rey o del magistrado. La nave central estaba separada de las laterales, más estrechas, por columnas. Independientemente del estilo arquitectónico, las iglesias más importantes solían recibir el nombre de basílicas.

68-colonia-metirta.online

La catedral de Colonia es uno de los templos cristianos más imponentes. En el estilo arquitectónico gótico, un gran número de columnas soporta el peso de las paredes, lo que hace posible que los afiligranados edificios puedan contar con más ventanas.

 

La iglesia gótica

A partir del año 1000, aproximadamente, en Europa floreció la construcción de iglesias. Se edificaron muchas iglesias románicas hasta la llegada del estilo gótico. Este estilo medieval, que dio en toda Europa un gran número de importantes templos, se caracteriza por las construcciones esbeltas, generalmente rematadas con cubiertas a dos aguas. El arco apuntado burgundio, en combinación con una bóveda de crucería, permitía que la construcción contara con grandes ventanas y, de ese modo, con más luminosidad. Columnas afiligranadas, ayudadas por contrafuertes externos, pasaron a ser las encargadas de soportar el peso. La catedral de Colonia, cuya construcción se inició en 1248, es un ejemplo extraordinario de la arquitectura gótica. La catedral de San Vito de Praga (iniciada en 1344) también muestra en el exterior las formas afiligranadas características del gótico, que separan el interior de la iglesia del mundo exterior, un mundo lleno de pecados. Representaciones de monstruos (a veces en forma de gárgolas en los muros externos de la iglesia), que simbolizan la amenaza constante del ser humano, remachaban los propósitos de la Iglesia en numerosos templos cristianos.

69-colonia-metirta.online

La nave central de la catedral de Colonia mide 43 metros de altura, y cada nave lateral, 19 metros. Puede albergar a unas 4.000 personas

 

Durante el gótico, arquitectos no religiosos asumieron por primera vez la planificación de edificios sagrados, que hasta entonces había estado en manos de la Iglesia. Fueron surgiendo gremios de albañiles que dejaban sus marcas y símbolos personales en los edificios religiosos.

 

←EL CRISTIANISMO