Ritual de la sal para proteger el hogar de las energías negativas.

Este es otro de los rituales de protección del hogar y la familia. Conseguimos que las personas que lleguen a casa trayendo energías negativas no contaminen el ambiente.

Objetos necesarios

  • Sal fina
  • Sal gorda marina
  • Carbón
  • Un incensario o recipiente en el que se pueda quemar incienso litúrgico

El carbón para encender el incienso se puede conseguir en cualquier tienda de productos esotéricos.

Ritual

  • Echar tres pizcas de sal en cada uno de los ángulos de cada habitación de la casa.
  • Colocar el carbón en el incensario o en el recipiente que hayamos escogido.
  • Encender el carbón,
  • Echar a sal marina gorda sobre el carbón ya encendido.
  • Echar una cucharadita de incienso litúrgico sobre el carbón.
  • Con los pies descalzos, recorrer la casa portando el incensario, de forma que el humo llegue a todas las habitaciones, recitando en cada una de ellas la oración.
  • Echar una pizca de sal fina en el dintel de cada puerta de la casa

SOLAAGUILAR-728x90px

Al terminar la ceremonia, la casa quedará purificada y protegida. Este rito puede ser repetido una vez al mes para mantenerla libre de influencias negativas.

Oración

Que San Cipriano, santo Mago Maestro,

Aleje de esta casa todo maleficio e influencia negativa

En el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 

 

←RITUALES DE FAMILIA

←RITUALES