Ritual para evitar celos en los niños ante el nacimiento de un hermano.

SOLAAGUILAR-300x250px

La llegada de un hermano es, para la mayoría de los niños, un momento de gran sufrimiento, sobre todo si hasta ese día han sido hijos únicos. El temor a perder el cariño de sus padres o a que su madre pase muchas horas con el pequeño, le provoca inseguridad, angustia, dolor y celos.

 

sin-celos-anis-nuez

Hay un rito que tiene como fin ayudarles a pasar ese trance tan amargo y difícil y no es el niño quien tiene que actuar como oficiante, sino un adulto.

Naturalmente, cuanto mejor se trate al pequeño, cuanto más caso se le haga, más fácilmente atravesará la etapa de los celos y aunque muchas veces la madre se sienta agotada por el trabajo y el cansancio que implican los primeros meses de la vida de un bebé, deberá dedicar el mayor tiempo posible a los demás hijos para que éstos no se sientan abandonados e inseguros. El papel del padre, en estos casos, o de los adultos de la familia será importantísimo, ya que son ellos quienes pueden darle a los hermanos mayores un lugar y atenciones especiales que les ayuden a superar ese período.

 

sin-celos-manzanilla.jpg

Objetos necesarios

  • Medio litro de agua
  • Una cinta de 10 o 15 centímetros por cada niño
  • Un punado de manzanilla
  • Un grano de anís por cada niño
  • Una pizca de nuez moscada rallada
  • Una rosa blanca
  • Una vara incienso de lavanda

 

Esta ceremonia deberá hacerse antes de que pasen tres días desde que el nuevo niño ha venido al mundo.

sin-celos-incienso

Ritual

  • Encender la vara o cono de incienso.
  • Poner el medio litro de agua en una cazuela al fuego.
  • Cuando el agua hierva, echar la manzanilla, un grano de anís por cada niño diciendo al mismo tiempo su nombre, echar la pizca de nuez moscada y la rosa.
  • Poner en el agua las cintas rojas, de una en una, nombrando, al hacerlo, a cada uno de los hermanos del recién nacido.
  • Dejar todo ello hirviendo durante cinco minutos.
  • Apagar el fuego, coger la olla y llevarla al dormitorio de los hermanos del bebé.
  • Pasear la olla por todo el cuarto empezando por una de las esquinas más alejadas a la puerta, mientras se dice la primera oración.
  • Una vez que el agua se ha enfriado lo suficiente, sacar de dentro de la olla las cintas y ponerlas a secar al sol.
  • Cuando ya estén secas, sacudirlas para que se desprendan los restos de las esencias y atar cada una de ellas a la muñeca izquierda de cada niño mientras se recita la segunda oración.

sin-celos-rosa

Oraciones

Cuando se pasee con la olla por el dormitorio de los niños, decir en voz alta:

Que el poder de estas esencias

Purifique el ambiente de este cuarto

Y traiga paz a quienes duermen en él.

La segunda oración será dicha en voz alta cuando se ate la cinta a la muñeca de cada uno de los hermanos del nuevo bebé:

sin-celos-agua.jpg

Que el poder del anís despierte tu afecto.

Que el poder de la manzanilla fomente tu calma.

Que el poder de la nuez te dé fuerzas

Y el poder de la rosa tranquilice tu alma.

Por la gracia de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo,

Amén.

SOLAAGUILAR-728x90px

 

←RITUALES DE FAMILIA

←RITUALES