Ritual para alejar del hogar fuerzas molestas

En algunos períodos nuestro hogar parece llenarse de fuerzas que propician los problemas. Las bombillas Se funden, los electrodomésticos se estropean, hay que llamar al fontanero, la gente está malhumorada y es como si el ambiente que en él se respirara estuviera viciado.

SOLAAGUILAR-300x250pxMuchos achacan estos males a la presencia de espíritus burlones, almas errantes o genios molestos, otros opinan que se deben a un desequilibrio en las corrientes energéticas y hay quienes no le encuentran explicación, dada la sucesión de trastornos de distinta índole que parecen sucederse sin descanso.

Independientemente del origen de los problemas, cuando se entra en una época así lo que se pretende es que acabe cuando antes. Para lograrlo se puede realizar un rito especialmente apropiado para restablecer el equilibrio. Esta ceremonia ha de realizarse después de la puesta del Sol y antes de su salida.

no-fuerzas-malignas-aceite.jpg

Objetos necesarios

  • Un paño blanco
  • Un Cuenco de barro, cerámica o cristal
  • Medio litro de agua corriente
  • Una cucharada de sal gorda marina
  • Una cucharadita de aceite de oliva
  • Una estampa de san Pascual Bailón
  • Dos velas blancas
  • Una rama de laurel
  • Una manzana roja
  • Una naranja o mandarina
  • Un plátano
  • Un plato

 

no-fuerzas-malignas-mesa-ritual

La mesa del ritual

  • Extender sobre el suelo el paño blanco.
  • Colocar en el centro la imagen de san Pascual Bailón.
  • Poner una vela blanca a cada lado de la estampa.
  • Colocar delante de la estampa el cuenco con el agua a la que, previamente, se le habrá echado la cucharada de sal y el aceite de oliva
  • Delante del cuenco, poner el plato con los tres frutos y, delante de los frutos, el laurel.

 

Si el ritual lo efectúa una mujer, debe cubrir su cabeza con un pañuelo blanco.

no-fuerzas-malignas-laurel.jpg

Ritual

  • Recitar la oración para pedir permiso y ayuda a las fuerzas de la Luna y la noche.
  • Encender, con cerillas de madera, la vela de la izquierda y luego la de la derecha.
  • Concentrar la voluntad y el deseo en liberar la casa de todo aquello que pueda estar molestando y en equilibrar las energías que circulan en ella.
  • Visualizar en el centro del pecho una bola luminosa de energía que se hace cada vez más brillante.
  • Visualizar la bola dividiéndose en dos más pequeñas que se dirigen hacia los hombros, avanzando hacia los codos y hacia las palmas de las manos. Concentrarse en la sensación de calor que se extiende por las palmas hasta llegar a los dedos.
  • Colocar ambas manos por encima del cuenco con agua, sintiendo siempre el calor y la fuerza que irradian. Visualizar cómo esta energía pasa al agua del cuenco.
  • Recitar segunda oración.

no-fuerzas-malignas-manzana

  • Mojar el dedo índice y medio de la mano derecha en el agua del cuenco y hacer la señal de la cruz sobre la frente.
  • Tomar la rama de laurel, mojar la punta en el agua y rociar los frutos al tiempo que se recita la tercera oración.
  • Tomar el cuenco con la mano izquierda y, puestos de pie, recorrer toda la casa rociando con la rama las diferentes habitaciones y rincones tal y como lo hemos hecho con los frutos.
  • Apagar las velas, dejar la imagen detrás de la puerta principal y poner los frutos sobre una mesa para ser consumidos.

El agua sobrante, así como la rama de laurel, se podrá guardar para volver a bendecir la

Casa en otro momento cuando se considere conveniente. Cuando el agua se termine, se podrá volver a realizar el ritual si se considerara necesario.

no-fuerzas-malignas-vaso

Oraciones

La primera, es para pedir permiso a la Luna y a las fuerzas de la noche.

Vosotras comprendéis la oscuridad

Y temo que ésta se cierna sobre mi casa.

Os ruego me ayudéis

Y me dejéis actuar en vuestros dominios.

 

La segunda plegaria tiene como fin solicitar el auxilio de san Pascual Bailón para que el agua se cargue de energía:

san pascual bailon.jpg

San Pascual Bailón,

Protector de hogares y amado de Dios,

Intercede ante Él en mi nombre

Para que el agua de este cuenco

Se llene de energía purificadora.

 

La tercera oración, servirá para purificar todos los rincones y renovar la energía:

Por mi voluntad y mi deseo

con el auxilio de san Pascual Bailón

y las fuerzas de los cuatro elementos

que todo mal se vaya de esta casa.

SOLAAGUILAR-728x90px

←RITUALES DE FAMILIA

←RITUALES