Ritual de velas para cambiar de trabajo.

En ocasiones nos encontramos atrapados en empleos que no nos satisfacen ni en lo económico ni en lo personal. Cambiar de trabajo no siempre es una empresa fácil; por ello es recomendable tener algún lugar al que ir antes de dejar el antiguo empleo.

SOLAAGUILAR-336x280px

A la hora de tomar una decisión tan drástica como es el cambio de trabajo, debemos plantearnos el porqué de esta decisión. Tenemos que tener claro qué es lo que nos disgusta de la función que estamos desempeñando y, como paso previo al cambio, tratar de corregir aquello que nos molesta. Puede ser un mal ambiente en el lugar de trabajo, una remuneración insuficiente por lo que hacemos, puede ser incluso que sintamos que podemos hacer más o que simplemente queremos hacer algo. Una vez que tengamos las causas claras, podremos recurrir a la magia con toda tranquilidad interior.

envidia-inciensao

Planteamos un ritual que, a través del poder de las velas, nos ayude a encontrar un trabajo mejor y más interesante en un breve período de tiempo. Es importante tener claro que el ritual nos ayudará a encontrar el empleo, pero no lo buscará por nosotros. Si no nos movemos, jamás conseguiremos un trabajo que nos satisfaga.

cambio-trabajo-harina

Objetos necesarios

  • Dos velas blancas
  • Tres Conos de incienso
  • Dos velas amarillas
  • Un montoncito de harina
  • Una tela blanca
  • Un cordón amarillo

 

Los tres conos de incienso pueden ser del aroma que más guste al invocador, el símbolo será el mismo.

El montoncito de harina debe ocupar, más o menos, el hueco de las dos manos del practicante.

ritvelarelacion-metirta.online2

Preparación de la mesa para el ritual

  • En las esquinas más alejadas del Oficiante, colocar las dos velas blancas.
  • Entre ellas, centrado en la mesa, poner uno de los conos de incienso.
  • Situar la tela blanca en el centro de la mesa.
  • Poner el cordón amarillo a la derecha de la tela.
  • El montoncito de harina deberá estar justo enfrente del Oficiante.
  • A la izquierda del montoncito, colocar los dos conos de incienso restantes.
  • A la derecha, irán las dos velas amarillas.

cambio-trabajo-incienso.jpg

Ritual

  • Encender las dos velas blancas y los tres conos de incienso.
  • Recitar una oración.
  • Esperar a que se consuman los dos conos de incienso que hay a la izquierda del montoncito de harina.
  • Recoger las cenizas de los conos de incienso.
  • Mezclar las cenizas con la harina.
  • Encender las dos velas amarillas.
  • Dejar caer siete gotas de cera de cada vela en el montoncito de harina.
  • Mezclarlo todo bien.
  • Dejar el montoncito de harina con cera y ceniza dentro de la tela blanca.
  • Cerrar la tela con el cordón amarillo a modo de bolsita.
  • Recitar una oración.
  • A amanecer, dejar la bolsita en un cruce de caminos, sin mirar hacia atrás al irse ni volver a pasar por ese cruce en el transcurso de ese mismo día.

 

Las velas amarillas simbolizan el trabajo que buscamos, llenas de esperanza y energía.

El incienso quemado y sus cenizas simbolizan, por el contrario, el trabajo que queremos dejar. El montoncito de harina es nuestro bienestar y nuestra tranquilidad laboral que, sólo al ser combinado con el recuerdo del trabajo anterior y la promesa del venidero, llegará a ser un sueño realizable.

cambio-trabajo-vela.jpg

Oraciones

Al comienzo de la invocación, al encender las velas blancas y el incienso, recitaremos esta oración para agradecer a la noche y la Luna que nos permitan utilizar su dominio nocturno para practicar nuestro ritual:

Es una noche oscura,

Como oscura es mi confusión,

Os pido consejo y ayuda

Para tomar la mejor decisión.

Gracias, Luna y noche

Por escucharme y atenderme,

Gracias por concederme

Este deseo que os pido yo.

solaaguilar-728x90px

Más adelante, al cerrar la bolsita, recitaremos esta otra oración, en voz alta y con seguridad y confianza, para que los símbolos queden fijados a sus receptores y la magia tenga significado y energía:

Las cenizas de mi pasado

Sabrán mañana comprenderme,

Persigo un sueño de oro,

Quiera el destino que encuentre.

Sé que mis deseos

Se acabarán realizando

Aunque tenga que quemar

Los sueños que tuve hace años.

 

←RITUALES DE TRABAJO

←RITUALES