Ritual de las velas para garantizar la armonía familiar.

Los conflictos dentro de la casa son fuente de innumerables problemas. Tener una disputa familiar, formando parte de la misma o aun siendo simple testigo, es una experiencia dolorosa y desagradable.

SOLAAGUILAR-336x280px

Cuando las relaciones familiares están habitualmente teñidas de disputa y enfrentamiento, el problema radica en una falta de comunicación por parte de los implicados. Deberán conseguir un equilibrio entre la independencia personal y la armonía familiar.

En este rito pediremos a la Luna que proteja la familia de todo mal interno, de los pensamientos, de las actitudes que llevan inevitablemente al conflicto y de la falta de comunicación. Como primera medida, a la hora de practicar el ritual, recomendamos explicar a la familia lo que vamos a hacer, y las razones que nos conducen a ello. Sentarse y entender qué es lo que falla en nosotros y los que nos rodean servirá para aprovechar de forma mucho más intensa el poder mágico de la Luna y de las velas.

incienso-armonia.jpg

Objetos necesarios

  • Tres velas blancas
  • Un cono de incienso
  • Una imagen, fotografía, pintura o símbolo que represente a cada una de las personas que viven en la casa o que forman la familia
  • Una tela morada
  • Una tela verde del mismo tamaño
  • Una tiza blanca.

 

Las imágenes son, como hemos indicado con anterioridad, símbolos de las personas implicadas en el conflicto. A falta de ellas pueden valer papeles escritos con los nombres, pero esforzándonos seguro que podemos encontrar un símbolo más potente que las represente. Una interesante alteración en este rito practicado por algunos hechiceros es cambiar las imágenes por naipes de la baraja española siguiendo un orden concreto: el rey de bastos como padre, el rey de oros como madre, los caballos como hombres de la casa, las sotas como mujeres y la de espadas como persona más joven de la casa, sin importar su género. La sota y el caballo de oros son personas rubias o de piel u ojos claros; las figuras de bastos son personas de pelo negro o de piel u ojos oscuros; las de copas son de pelo castaño. El caballo de espadas puede representar, en algunos casos, a la persona con el carácter más fuerte y dominante de la familia, si ésta no es ni el padre ni la madre. El rey de espadas puede representar a la persona de la familia con una actividad laboral más importante, siempre y cuando tampoco se trate del padre ni de la madre.

Esta versión de rito es realmente atractiva; los naipes son símbolos de gran fuerza que pueden canalizar nuestra energía mágica con intensidad y potencia. De utilizar la barajas, no recomendamos emplearla para ningún fin que no sea mágico.

preparacion-mesa-ritual-armonia.jpg

Preparación de la mesa para el ritual

  • En las esquinas más alejadas del invocador, poner dos de las velas blancas.
  • Situar entre ellas el cono de incienso.
  • Colocar la tela morada extendida ocupando el centro de la mesa.
  • A la izquierda de la tela, poner la arena y el agua, en dos cuencos u ollas.
  • Colocar a la derecha de la tela morada la tela verde, doblada.
  • Situar en el centro de la mesa, justo frente al invocador, la vela blanca restante.
  • Poner la tiza a la derecha de la vela.
  • Poner las imágenes, apiladas, a la izquierda de la vela.

vela-armonia.jpg

Ritual

  • Encender las dos velas blancas del fondo de la mesa y el incienso.
  • Recitar la primera oración para agradecer a la Luna y a la noche su atención.
  • Encender la vela blanca restante.
  • Dibujar con la tiza, en la tela morada, un círculo con un pentagrama centrado.
  • Tomar las imágenes con la mano izquierda y situarlas en el centro del pentagrama.
  • Colocar la tela verde encima de la morada, haciendo coincidir las esquinas.
  • Anudar las esquinas de los dos trozos de tela, empezando por el que tenemos más lejos y a la derecha, siguiendo el sentido opuesto a las agujas del reloj.
  • Plegar las esquinas y unir los nudos.
  • Atar los cabos restantes de los nudos entre sí para cerrar los dos pañuelos con las imágenes dentro.
  • Recitar la segunda oración.
  • Dejar el paquete en un lugar de la casa visible pero no tocarlo.

tiza-armonia.jpg

Todo esto servirá para que en nuestra familia reine la armonía y se limen las discrepancias. Las telas encerrarán todo lo malo que nos ha perjudicado en el pasado y lo filtrarán para que de su interior, Sólo surja lo positivo. Toda la familia debe estar enterada de su cometido y han de conocer la ubicación exacta del paquete resultante de la invocación. Asimismo, será necesario que respeten su integridad y que se hable del porqué del rito.

La oración asociada al hechizo podrá ser repetida cuantas veces se quiera en presencia del paquete por la persona de la familia que así lo desee, aparte del invocador.

 

Oraciones

Para agradecer a la Luna y la noche el uso de su reino, la oscuridad, recitar una vez:

 

Vosotras comprendéis la oscuridad

Esta que se cierne sobre los míos.

Os ruego me ayudéis

Y me prestéis atención.

 

Esta segunda plegaria podrá ser recitada cuantas veces se desee delante del paquete resultante del ritual:

 

Los conflictos crecen

Sin que yo pueda hacer nada.

Pocas cosas pueden doler más

Y por eso pido que cesen.

 

Duración del ritual

El paquete deberá estar en algún lugar de la casa visible para toda la familia, al menos durante un mes. Sin embargo, sería positivo mantenerlo allí hasta que todos los integrantes de la misma estén de acuerdo y la armonía familiar sea completa.

SOLAAGUILAR-728x90px

 

←RITUALES DE FAMILIA

←RITUALES