Ritual de la maceta para terminar una relación

La misma energía de tipo tierra utilizada para empezar una nueva relación puede Ser empleada a la inversa, para que una relación termine de la mejor manera posible, causando el menor daño a los implicados. La mayor parte de los rituales de Magia Blanca pueden ser ejecutados para terceros, para personas que no son el invocador. Este caso es una clara excepción; sólo puede ser practicado si la persona que lo invoca es parte de la pareja que ha de disolverse. Además, es imprescindible la buena intención para con el otro, el deseo de que la ruptura sea para mejor, para acercar a ambos implicados hacia la felicidad.

OBJETOS NECESARIOS

  • Una maceta de barro sin pintar
  • Un plato de barro más grande que la maceta también sin pintar
  • Corteza de limón
  • Semillas de perejil
  • Tierra de campo
  • una imagen del invocador
  • Una imagen de la otra persona.

El limón, Con su acidez, es un elemento separador de primer orden. Su corteza simboliza la barrera que separa los sentimientos ácidos y mordientes de la relación que se quiere terminar, del mundo exterior ajeno a la pareja Al enterrar este elemento en el barro, la barrera desaparece y la separación queda consumada. El perejil es un elemento de suerte, un reclamo para la buena fortuna. Al plantarlo, pedimos a la tierra que nos dé lo mejor para nosotros y para la persona con quien terminamos la relación. Si eliminamos cualquiera de estos elementos, el ritual no servirá para nada.

RITUAL

• Recoger tierra del campo con las manos desnudas.

• Mezclar la corteza de limón y la tierra pensando en la persona de quien queremos separamos.

• Meter la tierra en la maceta.

• Plantar el perejil en la tierra.

• Dejar las imágenes sobre el platito.

• Colocar la maceta encima de las imágenes.

• Cuidar la planta con esmero, hablándole cada día de la relación que querernos terminar, explicando las razones por las cuales esa relación debe acabar y cómo beneficiará eso tanto al invocador como a la otra persona.

Este rito se realizará en sábado, día de Saturno, que ayudará a poner orden en nuestras vidas una vez que finalice la relación. Es de la mayor importancia hablar a la planta todos los días, cuidarla con cariño y explicarle siempre por qué necesitamos poner fin al vínculo, qué es lo que aún nos gusta de la otra persona y desearle siempre lo mejor. Sólo de esta manera la ruptura será limpia, positiva y constructiva para ambas partes.

DURACIÓN DEL RITUAL

Cuando la relación está terminada, el ritual puede ser suspendido, aunque mantener la costumbre de hablar al perejil nos dará suerte en materias de amor y hará que la persona con quien estábamos emparejados tenga a su vez buena fortuna y guarde, para siempre, el mejor recuerdo de nosotros.