Plegaria al ángel Gabriel para favorecer a nuestros hijos.

SOLAAGUILAR-300x250px

Este ritual tiene como objetivo la petición de ayuda y protección para nuestros hijos. Es especialmente útil para ayudar a los jóvenes a superar enfermedades, conflictos o épocas de estudios particularmente duras.

Recurriremos a las semillas de manzana como símbolo de la juventud y a la inestimable ayuda del ángel Gabriel, patrón de la infancia y la maternidad en general, para que la ceremonia sea más efectiva.

 

plegaria-hijos-manzana.jpg

Objetos necesarios

  • Siete semillas de manzana roja
  • Agua salada

Es mejor utilizar agua de mar, pero bastará con echar una cucharada de sal gorda marina en agua corriente.

plegaria-hijos-ninos

Ritual

  • Poner el agua salada al fuego y llevarla a punto de ebullición.
  • Echar en ella las semillas de manzana y dejarlas hervir durante cinco minutos, como si se estuviera preparando una infusión.
  • Ducharse sin secarse.
  • Aplicar la infusión, templada por todo el cuerpo, recitando en voz alta la oración al ángel Gabriel, pidiéndole ayuda para nuestros hijos.
  • Dejar que la infusión misma se seque al aire, sin usar toallas.

plegaria-hijos-vaso

El número siete, símbolo de la fortuna y de la pureza espiritual, nos ayudará a limpiarnos con mayor eficacia, El agua salada disuelve la energía compacta de las semillas en algo que podamos aplicar a nuestro cuerpo.

Es conveniente realizar este ritual en lunes, día de la Luna y del ángel Gabriel, para que nos ayuden a cumplir con nuestro cometido. Será recomendable practicar el rito cuando la Luna esté en cuarto creciente porque con ello estaríamos simbolizando el Crecimiento de nuestros hijos.

 

Oración

Al aplicar la infusión debemos recitar esta oración en voz alta al ángel Gabriel:

Querido ángel Gabriel,

Te invoco para solicitar comprensión y tu ayuda.

Yo te pido que ayudes a mis hijos (mis hijas).

Muchas gracias, ángel Gabriel, porque sé que ya me lo has concedido.

solaaguilar-728x90px

Duración del ritual

Este rito ayudará a nuestros hijos, independientemente de su edad, a superar cualquier dificultad que aparezca en sus vidas. La invocación no debe repetirse más de una vez cada tres meses.

 

←RITUALES DE FAMILIA

←RITUALES