ORÍGENES E HISTORIA DEL JUDAÍSMO – GRUPOS RELIGIOSOS EN EL JUDAÍSMO AL SURGIR LA ERA CRISTIANA.

9-La menorá.metirta.online

La menorá.

Junto a la enigmática comunidad de Qumrán en el mar Muerto —la de los esenios—, son sobre todo tres los grupos religiosos que alcanzaron celebridad en tiempos de Jesús y de los que se habla en el Nuevo Testamento.

 

Los saduceos

Los saduceos recibieron dicho nombre probablemente en referencia al Sumo Sacerdote de Salomón, Zadok, que estaba al frente del Templo de Jerusalén. Este grupo religioso había surgido de una antigua casta sacerdotal y formó parte de la nobleza sacerdotal entre aproximadamente los años 150 y 70 d.C. Los saduceos reforzaron el papel de guía exclusiva de la Torá (los cinco libros de Moisés).

Eran rivales de los fariseos, que a diferencia de ellos creían en la vida del alma después de la muerte y estaban convencidos de la existencia de ángeles y espíritus. Los saduceos negaban, además, la intervención divina por medio de milagros en los asuntos humanos, rechazaban la tradición oral y daban prioridad a la providencia divina frente a la libre voluntad humana.

Descreían de la esperanza en la resurrección tal como se expone en los Hechos de los Apóstoles de Lucas 23, 8. Los saduceos se extinguieron después de que los romanos destruyeran, en el año 70 d.C., el Templo de Jerusalén hasta dejarlo reducido al todavía hoy conservado Muro de las Lamentaciones. ‘fasta ese punto se hallaban vinculadas sus ideas religiosas con la existencia del templo y del Estado judío. Carecían, además, de un amplio respaldo del pueblo, porque a los judíos sus doctrinas y su exégesis bíblica les resultaban muy estrictas.

10-Juan el Bautista.metirtao.nline

Juan el Bautista.

Los fariseos

Los fariseos creían en la inmortalidad del alma, en ángeles y en la resurrección de los muertos, en el castigo justo en el otro mundo y en la libre voluntad del ser humano, vinculada a la providencia divina. En estas ideas puede comprobarse el influjo del helenismo, la filosofía griega que estaba extendiéndose en esa época en el ámbito mediterráneo. Los fariseos creían en el Apocalipsis y confiaban en ser testigos de la venida del Mesías para que la historia judía llegara así a su perfección con arreglo a la Torá.

Los fariseos subrayaban la observancia estricta de los preceptos bíblicos y ampliaron el canon de las Escrituras para integrar en él una «Torá oral”, la llamada Mishná. Intentaron el entendimiento con el poder reinante (Roma) para salvaguardar la existencia judía.

Por ese motivo, fueron tildados de «hipócritas” por los zelotes y otros grupos radicales. Este carácter negativo de los fariseos, sólo apreciable sin embargo en el Nuevo Testamento, se plasmó en el uso proverbial de la palabra. No obstante, muchos estudiosos los consideran más bien predecesores de un judaísmo moderno, tolerante y mundano.

 

Los zelotes

Después de que Judea cayese en poder de Roma, los zelotes se constituyeron en un movimiento de resistencia contra los ocupantes. Eran radicales en sus métodos y no se arredraban ante la posibilidad de arriesgar su propia vida en su lucha contra la opresión y a favor de la independencia nacional y religiosa de su pueblo. Los zelotes rehusaban pagar tributos a los romanos y hacían vida de combatientes.

Muchos de ellos procedían de Galilea. El año 70 d.C., los últimos zelotes, al dar ya por perdida su lucha en el asedio de su fortaleza montañosa de Masada, cerca del mar Muerto, sucumbieron en un suicidio colectivo.

 

Los rollos manuscritos del mar Muerto

En 1947 un joven de un clan de beduinos encontró en una cueva cercana al mar Muerto unos rollos en los que estaban escritos varios textos. El lugar del hallazgo se halla a unos 1.500 m de unas ruinas, en la orilla suroeste del mar Muerto, llamadas Jirbet Qumrán. En años posteriores, se encontraron en otras guaridas más textos acerca de la vida de una comunidad de la que se presume que vivía en Qumrán y que preservó estos textos de los romanos ocultándolos en dichas cuevas (año 70 d.C., como fecha más tardía). Uno de esos escritos reza: «Guerra de los hijos de la luz contra los hijos de las tinieblas». Los investigadores piensan que la expresión «hijos de las tinieblas» se refería a los romanos.

Los resultados de las investigaciones revelan que la propia Qumrán fue, hasta su destrucción en el año 68 d.C., centro de una comunidad religiosa similar a una orden y en la que reinaba una estricta disciplina. Esta comunidad ha sido equiparada con los redactores de los manuscritos hallados, es decir, con los esenios. Los fragmentos conservados de estos escritos datan en parte del siglo I d.C. El texto más extenso mide 7,34 m y se le dio el nombre de «rollo de Isaías», un escrito con el texto bíblico del libro de Isaías.

 

ADEMÁS

Conocimientos sobre los esenios

Los esenios rehusaban los servicios del Templo de Jerusalén y el sacerdocio y confiaban en traer el Reino de Dios por medio de penitencias muy estrictas. De la comunidad no formaban parte ni pobres ni enfermos. Los esenios llevaban una vida disciplinada y sobria y se consideraban la última generación anterior a la llegada del Mesías. Gran parte de sus pensamientos y experiencias recuerda a Jesús de Nazaret. Al parecer, conocían a un «maestro de la justicia» que predicaba el amor. Por otra parte, promovían la lucha armada contra los «hijos de las tinieblas».

11-Rollo de Isaías.metirta.online

Rollo de Isaías.

Las investigaciones arqueológicas de Qumrán

El año 2000, los estudiosos valoraron hallazgos arqueológicos recientes llevados a cabo en Qumrán. Para este enclave pudo fijarse una datación en lo relativo a sus asentamientos principales que partía del llamado periodo israelita, en los siglos VIII y VII a.C. (Edad de Hierro), hasta llegar al tercero y último periodo entre los años 68 y 73 d.C. Dieron pie a la discusión, los inmensos depósitos de agua hallados, construidos siguiendo un criterio antieconómico que desperdiciaba casi la mitad de su volumen de almacenaje a causa de un complicado sistema de escaleras.

Por el tipo de edificación, recuerdan a las mikvés, los baños rituales de purificación judíos. Durante muchos años, se pensó que en el cementerio de la comunidad sólo se habían hallado esqueletos de hombres, lo que en opinión de los estudiosos haría pensar en una comunidad de monjes. Además, se encontraron objetos en forma de mesa, de unos 5 m, y tres grandes cubas de tinta. Qumrán fue considerado el emplazamiento de la comunidad de los esenios.

12-Qumrán.metirta.online

Qumrán.

Nuevos datos

Sin embargo, los nuevos datos que se conocieron públicamente en 2000 sugieren otra interpretación: Qumrán era, por consiguiente, una residencia invernal, una plaza comercial con su oficina fiscal, una base militar, una curtiduría de pieles refinadas, una hacienda agrícola y un templo alternativo para los esenios. Se encontraron esqueletos femeninos y hubo que cambiar de parecer también en este punto.

Su población se calcula desde entonces entre las 200 y las 300 personas de ambos sexos y de todas las edades, basándose en datos actualizados y en la cifra total conocida de tumbas. Jirbet Qumrán se administraba siguiendo la cultura oriental de los oasis y proporcionaba sustento suficiente a sus habitantes. Pero desde el punto de vista arqueológico no se puede ni probar ni negar que se tratara de los esenios.

 

←ORÍGENES E HISTORIA DEL JUDAÍSMO

←JUDAÍSMO

←RELIGIONES DEL MUNDO

←INICIO