Montaña

MONTAÑA


25- FUERZAS-MONTAÑA

La energía está más allá de la materia

ENERGÍA

Yang

 

COMBINACIÓN

Cielo, Lo que está arriba, Padre, Hombre, Serpiente, Primavera

 

SIGNIFICADO

La montaña posee toda una simbología ascensional, de ascensión y elevación. A partir de lo que se halla abajo, es decir, la tierra y sus complejos y múltiples significados junto con la complejidad de las interacciones de las fuerzas perecederas, la montaña se eleva a la perfección del Absoluto, anhelando la paz de una dimensión pura y perfecta. La montaña es el símbolo y la puerta que conduce a la elevación espiritual. Por este motivo, el escritor francés René Daumal en su obra maestra El monte análogo señalaba que «en lo visible está la puerta de lo invisible».

La montaña es la energía de la materia. Es energía yang, dura, positiva, fuerte. Representa el mundo físico-material, el mundo que ha sido investigado por la ciencia tradicional con gran éxito.

Sin embargo, existen zonas y dimensiones de realidad que trascienden la esfera material y la ciencia tradicional ignora y excluye por completo de sus investigaciones. La búsqueda Feng Shui, por el contrario, comprende tanto dimensión física como la espiritual, y considera que el ser humano está constituido por un cuerpo físico, por un alma, y por un espíritu.

El fenómeno de la vida y de la materia está caracterizado por procesos complejos: el Feng Shui considera los procesos vitales como la expresión principios espirituales que se encuentran escondidos detrás del reino físico, y que deben entenderse para poder comprender el elemento vital. Este es el significado de la carta de la montaña.

Estudiando la realidad de un proceso vital, y su fotografía, avanzamos en la comprensión elemento que «eleva» la materia inorgánica a organismo vivo.

La carta de la montaña nos indica la positividad la energía material, de la vitalidad de la materia, también nos guía por el camino que hay que ir para descubrir otras energías más sutiles, trascienden la materia y que a la vez la componen, aunque la materia no las pueda percibir.

 

← ORÁCULO DEL FENG SHUI