MITOLOGÍA DE EUROPA SEPTENTRIONAL – LOKI Y RAGNAROK.

8-piedra de un horno de shaptun-metirta.online

Piedra de un horno de Shaptun, Dinamarca. Se cree que representa a Loki con los labios cosidos por los enanos en castigo por haber intentado engañarlos cuando fabricaban los tesoros de los dioses.

El embustero, el lobo y la última gran batalla

SOLAAGUILAR-300x250px

Loki, que desempeña un importante papel en los mitos septentrionales, es una figura de embustero, ladrón y difamador, que abusa de los dioses y les pone en peligro con sus travesuras pero que también es capaz de salvarlos con su astucia. Aunque es compañero de Odín y de Tor, engendra a los monstruos que los destruirán y provoca la muerte de Balder con su maldad. No se sabe con certeza si se trata de un gigante o de un dios, pero no cabe duda de que hasta cierto punto es una figura creadora, encargada de que los enanos fabriquen algunos de los tesoros de los dioses y padre del caballo de Odín, así como de monstruos: la Serpiente del Mundo y Hel, reina de los muertos. Uno de los seres monstruosos engendrados por Loki es el lobo Fenrir. Creció entre los dioses, y sólo Tyr, que parece ser una forma posterior de Tiwaz y dios de la batalla, se atrevía a darle de comer. El animal rompía todas las cadenas, y Odín ordenó a los enanos que confeccionasen una cinta mágica, suave como la seda pero increíblemente fuerte, con cosas impalpables como la raíz de una montaña y el ruido de un gato en movimiento. El lobo empezó a sospechar y no permitió que le colocaran la cinta alrededor del cuello a menos que uno de los dioses le metiera la mano entre las fauces en prueba de buena voluntad, algo que sólo Tyr accedió a hacer. Al apretar la cinta, todos los dioses se echaron a reír, todos menos Tyr, que perdió la mano derecha. Colocaron una espada entre las fauces del animal y lo ataron a una enorme roca, y así permaneció hasta Ragnarok. En castigo por causar la muerte de Balder, ataron a Loki sobre tres rocas de las que no podría liberarse hasta la última gran batalla, momento en el que se unió a los gigantes para atacar Asgard en Ragnarok (véase margen derecho). En el transcurso de la batalla, Loki y su peor enemigo, Heimdall, centinela de los dioses, lucharon y se mataron entre sí.

 

RAGNAROK

Tras liberarse de sus ataduras, Loki dirigió a los gigantes en la última gran batalla contra los dioses, Ragnarok. Los gigantes, que codiciaban los tesoros de los dioses y a la diosa Freyja, amenazaron con volver a implantar el caos y la esterilidad. Odín redutó a los mayores héroes del Valhalla caídos en combate para que apoyasen a los dioses y Tor mantuvo alejados de Asgard a los gigantes con su martillo hasta Ragnaarok. En un poema titulado Vo/uspá (Profecía de los videntes), fechado h. 1000, se describe la creación y destrucción del mundo, como en una visión. En Ragnarok, los hijos de Muspell, de la región del fuego, destruyen el puente Bifrost, mientras los gigantes llegan por mar con Loki como timonel. Los monstruos se liberan y el lobo Fenrir devora a Odín. Tor mata a la Serpiente del Mundo, pero su veneno lo destruye. Surt, gigante de fuego, incendia la tierra; el cielo se desploma y el mar se traga el mundo. Pero aún no ha llegado el fin, porque la tierra vuelve a emerger, verde y hermosa, una pareja humana que se ha refugiado en el Árbol del Mundo repuebla los cielos y la tierra y un sol nuevo y más brillante recorre el cielo. Este cuadro de destrucción podría haberse inspirado en parte en las terribles erupciones que sufrió a comienzos de la Edad Media el volcán Helda, de Islandia, pero sean cuales fueren los orígenes de la idea, los testimonios del arte y la literatura indican que Ragnarok ejerció una fuerte influencia sobre la imaginación de la época vikinga.

solaaguilar-728x90px

←MITOLOGÍA DE EUROPA SEPTENTRIONAL

←MITOLOGÍA MUNDIAL

←HISTORIA DE LA MITOLOGÍA