Los Escenarios Bíblicos en el Barroco

LOS ESCENARIOS BÍBLICOS EN EL BARROCO

Durante el siglo XVI tuvieron lugar importantes acontecimientos que pusieron de
actualidad el texto bíblico. La Reforma, protagonizada por Lutero, y la Contrarreforma,
surgida de Trento, hicieron que los temas bíblicos, especialmente los del Nuevo Testamento, adquirieran un notable protagonismo. En el siglo XVII, y en general, en todo el período barroco, la Biblia se convirtió en una importante fuente de inspiración para los artistas.

En el barroco italiano o de influencia italiana, los episodios del evangelio son
tratados de forma naturalista y resultan fácilmente comprensibles. Caravaggio,
Veronés o Tintoretto pintaron numerosas escenas relacionadas con la
vida de Jesús y de sus discípulos.

21-1

En los Países Bajos, el barroco tiene en Rubens y Rembrandt a sus
principales representantes. Entre las numerosas obras de tema bíblico de Rubens
destaca, por la belleza de su composición, el Descendimiento de la Cruz.
Rembrandt escenifica principalmente pasajes del Antiguo Testamento.

21-221-3

 

 

21-4

 

 

 

La pintura hispana experimenta durante este período
un enorme auge. Artistas  como Ribera, Zurbarán,
Murillo o Velázquez plasman en sus lienzos
numerosas escenas bíblicas.

 

 

 

21-5

21-6

 

El dramatismo propio del barroco adquirió su
máxima expresión en la escultura hispana del
siglo XVII. Los pasos procesionales con escenas de la pasión y muerte de Jesús son paseados par las calles de las ciudades españolas durante la
Semana Santa.

21-7

 

Los talleres de escultura
desarrollan una  actividad intensa. Así, en Valladolid, durante el primer tercio del siglo XVII y en torno a la personalidad del gallego
Gregario Fernández se realizan imágenes de denso contenido emocional. A veces farman grupos
complejos en donde los buenos están llenos de belleza, y los malos, de fealdad.

Los temas de Gregario Fernández son variados e insisten en escenas de la Pasión: cristos yacentes, azotados, crucificados y bajo la fórmula de la Piedad.

21-8

En Andalucía tiene lugar un auge de la escultura
en madera policromada con maestros de
altísima calidad. En unas ocasiones con fines procesionales, y en otras, con una finalidad devota cuando se sitúan en los retablos. Entre los
artistas más notables en el tratamiento de los
grandes personajes bíblicos y en la transmisión
del mensaje evangélico a la piedad popular se
encuentran Martínez Montañés y Juan de Mesa,
en Sevilla; Alonso Cano y Pedro de Mena, en
Granada.

21-9

21-10

 

←LA VIDA DE JESÚS