LEYENDAS DE CATALUNYA – LA TORRE DE LA DONCELLA.

En las ruinas del castillo de Cardona se conserva todavía la torre del Homenaje, a la cual los habitantes del país, hace muchísimos años, dieron el nombre de torre de la Doncella. Dice la leyenda que el señor de Cardona organizó en cierta ocasión un torneo al que asistieron caballeros de todos los países.

 En cuantos juegos se celebraron sobresalió en gran manera, y muy por encima de los demás, el caballero que era el alcaide del castillo de Maldá.

El señor de Cardona tenía una hija llamada Ameltrudis, de singular hermosura, que era la que debía otorgar el premio al caballero que ganara el torneo.

 Fue el ganador el alcaide de Maldá, conociéndose así los dos jóvenes, que se amaron desde el primer momento. El señor de Cardona opúsose a aquellos amores de una manera obstinada, por tener otros planes para el matrimonio de Ameltrudis.

 Viéronse a escondidas del padre los dos amantes, sintiendo crecer en ellos aquel amor que tanto contrariaba al señor de Cardona.

 Propuso éste a su hija el matrimonio con otro noble caballero, y ésta, temiendo que la obligara a casarse, procuró ver al alcaide de Maldá, y entre ambos concertaron la fuga.

Una noche Ameltrudis salió del castillo acompañada de una de sus damas, reunióse al pie del monte con su amado y huyó con él al castillo de Maldá.

 Cuando, al día siguiente, advirtió la fuga el señor de Cardona, salió en busca de su hija, y al no dar con ellos por los alrededores, fuese al castillo de Maldá.

 Allí la encontró, en compañía de su amado. El padre, enfurecido, llevóse a su hija al castillo de Cardona y la encerró en la torre del Homenaje, donde permaneció prisionera hasta el fin de sus días.

Éste es el origen del nombre de torre de la Doncella, que hoy llevan aún las ruinas del castillo de Cardona.

.

←LEYENDAS DE CATALUNYA

← CC.AA. CATALUÑA

← CC.AA.

←ESPAÑA