La Tolerancia

31-Minerva doma al centauro,Botticelli.metirta.online

Significado

Te están invitando a acercarte todavía más a lo Divino, y a vivir con tolerancia, aceptación y condescendencia, conceptos estos que nutren la vida y la relación con los demás.

Una manera de comenzar es aprender a ser tolerante y comprensiva contigo misma.

Una vez lo hayas conseguido, podrás hacerlo extensivo gentilmente a los demás.

¿Qué es ese algo que está dentro de ti que te cuesta trabajo aceptar? Es hora de descubrir su nombre (y nombrando una cosa se rompe el poder que ejerce sobre ti) y de tratarlo con amor y aceptación.

¿Existe alguna creencia que mantengas con firmeza, algo que te enseñaron a temer o a calificar de inaceptable desde tu niñez? Es hora de enfrentarte a ese temor y de desechar esa creencia infantil.

Puede que te haya protegido durante la niñez, pero ahora, como adulta, está interponiéndose en el camino de tu vida.

¿Quizá la intolerancia ha sido para ti una forma de vida?, porque te sientes intranquila respecto a las diferencias que percibes en los demás; diferencias de creencias religiosas, de costumbres, de raza, de género, de preferencias sexuales, de actitudes, de gustos, etc.

Es hora de celebrar la diversidad. El mundo sería un lugar aburrido si todos fueran exactamente como tú, y viceversa. Las diferencias abundan y te ofrecen oportunidades para el crecimiento.

No tienes que tomártelas personalmente. No suponen que debas cambiar tus creencias.

Suponen, únicamente, que permitas a los demás tener las suyas y que aprendas a disfrutar de la pluralidad. ¿Existe alguien en particular cuya presencia en tu vida te provoca una fuerte reacción emotiva?

Es hora de descubrir qué parte de ti representa esa persona y de curarlo e integrarlo.

Una manera de ver lo inaceptable es hacerlo desde la perspectiva de lo Divino. Si lo Divino ha creado el mundo, todas las cosas en él son Divinas e igualmente merecedoras de amor y luz.

Sea lo que sea lo que te hace reaccionar y lo que encuentras desagradable en los demás, es algo que está en ti misma.

Lo estás reflejando o proyectando sobre los demás o sobre las situaciones, de modo que puedes curarlo en ti misma.

Desear la paz para nuestro mundo y para nuestros hijos y nietos significa estar dispuestos a crear un mundo pacífico mediante el fin de la intolerancia.

Transformando tus lugares inaceptables y mejorando tus relaciones con los demás, percibirás la dulce curación de la paz. Creando paz en tu vida ¡creas paz en el mundo!

solaaguilar-728x90px

Meditación

Encuentra un tiempo y un lugar en el que no te molesten, cierra los ojos.

Inspira lenta y profundamente y, al exhalar, mira o siente tu tensión como una estrecha armadura que cubre tu cuerpo.

Inspira otra vez lenta y profundamente hacia la armadura y, a medida que exhalas, mira o siente que esta comienza a adelgazarse y a disolverse poco a poco.

Haz una última respiración dentro de la armadura y, al soltar el aire, mira o siente cómo desaparece por completo. Ahora estás totalmente relajada.

Deja que tu respiración se normalice.

Fija tu atención sobre tu chakra del corazón, localizado en medio de tu pecho cerca del corazón.

Inspira profundamente hacia dentro del chakra y, a medida que sueltas el aire, percibe una sensación de paz. Inspira profundamente hacia dentro de este chakra y, al soltar el aire, percibe una sensación de tranquilidad. Respira otra vez profundamente hacia dentro de este chakra y, al soltar el aire, percibe una sensación de amor. Respira centrándote en ese amor y permite que se expanda.

Respira centrándote en ese amor, y siente que se expande hasta que te rodea por completo.

Ahora respira centrándote en ese amor y siente que te rodea muy estrechamente.

Permanece en ese estado hasta que te sientas dispuesta a continuar.

Mira o siente el amor que te envuelve y te abraza como la presencia de la Madre Divina.

Le dices a la Madre Divina que le agradeces su presencia junto a ti.

Te dice que te ama y que siempre está contigo.

Te pregunta lo que necesitas, y le dices que necesitas su ayuda para curar tu dificultad con la tolerancia.

Te contesta que está encantada de poder ayudarte.

Te manifiesta que has colocado en tu «sombra» esta parte que necesita curación.

Pides a la Madre Divina que nombre esta parte de la sombra; ella lo hace, y la parte que te está causando la intolerancia aparece ante a ti.

Te pide que abraces esta parte y que le des amor, mientras la sostienes. Y lo haces así.

Después, cuando estés lista, le preguntas a la sombra lo que necesita y se lo das cordialmente.

Al recibir lo que necesita, la sombra desaparece.

Ahora pones tu atención en la Madre Divina y le pides lo que necesitas. Ella te lo da en abundancia.

Cuando ambas hayáis terminado, puedes quedarte con la Madre Divina o comenzar el regreso.

Céntrate en tus manos y respira hacia la punta de los dedos.

Ahora céntrate en tus pies y exhala a través de los dedos de los pies.

Toma un aliento profundo y, al exhalar, mueve suavemente el cuerpo.

Inspira profundamente y, al exhalar, si estás lista, abre los ojos.

¡Bienvenida a tu ser!

 

← ORÁCULO DEL ETERNO AMOR

← ORÁCULOS