La Templanza

30-La templanza,Edwad Brunes-Jones.metirta.online

Significado

La Templanza aparece ante ti con el fin de ayudarte amablemente a crear armonía y equilibrio en tu vida. Es tiempo de abandonar el vivir en los extremos para volver a vivir en el centro de tu ser.

¿Has estado notando una tendencia a excederte en el alimento o la bebida? Es hora de tratar tu cuerpo con cuidados amables y de aprender a saborear lo que consumes y bebes, con el fin de recibir mayor placer con menos cantidad.

¿Estás sobrecargada y no puedes encontrar el interruptor de apagado? Es hora de observar tus modelos de tolerancia y de crear un estilo de vida más adecuado, que incluya suficiente reposo, juegos y trabajo.

¿Tienes un hambre insaciable y nunca te sientes llena, al mismo tiempo que buscas desesperadamente satisfacciones externas?

Es hora de buscar gratificación y satisfacción en tu interior conectándote con la Madre Divina. ¿Has encendido tantos fuegos emocionales que ahora no puedes encontrar espacio para caminar sin quemarte los pies?

Es hora de optar por ser, emocionalmente, menos reactiva, cultivando la paz interior.

¿Quizá, como ciudadana de un país rico y poderoso, sientes que tienes derecho a consumir tanto como quieras? O ¿quizá crees que a fin de estar más cerca de la Madre Divina necesitas hacer voto de pobreza y abstinencia y renunciar a cualquier necesidad?

Ha llegado la hora de desprenderse de toda falsedad relacionada con una vida de templanza y de descubrir los dones que eso aporta.

Existe belleza y elegancia en vivir justo con lo necesario, ni más ni menos, con el fin de dejar que otros tengan también lo que necesitan.

No se trata de negarte a ti misma. Se trata de encontrar la cantidad correcta de cualquier cosa para ti que te permita vivir al máximo.

Nadie puede saber lo que es apropiado en tu caso: solo tú. En las cartas que tienes delante, la Templanza significa que es hora de descubrir y vivir ese equilibrio.

solaaguilar-728x90px

Meditación

Encuentra un tiempo y un lugar en el que no te molesten, cierra los ojos.

Inspira lenta y profundamente y, al exhalar, mira o siente tu tensión como una estrecha armadura que cubre tu cuerpo.

Inspira otra vez lenta y profundamente hacia la armadura y, a medida que exhalas, mira o siente que esta comienza a adelgazarse y a disolverse poco a poco.

Haz una última respiración dentro de la armadura y, al soltar el aire, mira o siente cómo desaparece por completo. Ahora estás totalmente relajada.

Deja que tu respiración se normalice.

Fija tu atención sobre tu chakra del corazón, localizado en medio de tu pecho cerca del corazón.

Inspira profundamente hacia dentro del chakra y, a medida que sueltas el aire, percibe una sensación de paz. Inspira profundamente hacia dentro de este chakra y, al soltar el aire, percibe una sensación de tranquilidad. Respira otra vez profundamente hacia dentro de este chakra y, al soltar el aire, percibe una sensación de amor. Respira centrándote en ese amor y permite que se expanda.

Respira centrándote en ese amor y siente que se expande hasta que te rodea por completo.

Ahora respira centrándote en ese amor y siente que te rodea muy estrechamente.

Permanece en ese estado hasta que te sientas dispuesta a continuar.

Seguidamente, mientras continúas respirando amor sobre tu chakra del corazón, percibe tu alma.

Esta aparece, al igual que en la carta de la Templanza, llevando una gran vasija de líquido.

Le pides que te ayude con la Templanza y ella accede.

Tu alma te pide que percibas dónde necesitas la ayuda, y así lo haces.

A continuación, extrae una copa de su vestidura, la llena desde su vasija y te pide que bebas, diciéndote que llenará el lugar exacto que sea necesario.

Lo haces así y te sientes, al instante, llena de una sensación de equilibrio y profunda paz.

Tu alma coloca su vasija en el suelo y se acerca para abrazarte.

Durante el abrazo, ambas respiráis como una sola y os convertís en una sola.

Permanece con ese abrazo el tiempo necesario. Cuando estés lista, os separáis suavemente.

Ahora fija tu atención sobre tu chakra del corazón, respirando amor sobre este chakra.

Céntrate en inspirar y espirar hacia tu chakra del corazón.

Respira profundamente sobre todo tu cuerpo.

Haz una nueva inspiración profunda hacia la totalidad de tu cuerpo y, al soltar el aire, si ya has terminado, abre los ojos.

¡Bienvenida a tu ser!

 

← ORÁCULO DEL ETERNO AMOR

← ORÁCULOS