LA REINA DE LAS COSECHAS DEL FUEGO

SIGNIFICADO GENERAL Y ADIVINATORIO

Como el Poderoso Guerrero del fuego, también la Reina de las Cosechas indica, con su alejamiento del número 6, una pérdida del equilibrio conseguido con tantos esfuerzos. ¿Qué ha ocurrido? Nuestro éxito ha provocado rivalidades, envidias y malhumor: en todos los campos descubrimos ahora que tenemos que enfrentarnos a adversarios que nos desafían para demostrar sus capacidades.

APLICACIÓN PRÁCTICA

Sentimientos y amistades

En el campo de los sentimientos, la Reina de las Cosechas del fuego nos dice que nuestra relación sentimental está amenazada por una tercera persona, que pone en peligro la armonía que habíamos alcanzado con la pareja. Si bien por un lado esto puede estimular nuestra vanidad (en el caso de que sus atenciones se dirijan a nosotros), por otro lado puede amenazar muy seriamente nuestra relación.

Trabajo y dinero

En lo referente al trabajo, esta carta indica una situación en la que la competencia es muy fuerte, tanto la competencia externa como la de alguien que, en nuestro lugar de trabajo, intenta quitarnos el puesto. En ambos casos seremos capaces de afrontar el problema desde una posición superior, desde el momento en que ya hemos conseguido lo que los demás querían quitarnos, y podernos administrar esta ventaja para superar las dificultades sin consecuencias negativas.

Salud

Para quien está en una situación, ya sea profesional como sentimental, como la que acabarnos de describir, es importante no caer en el desánimo: nos acecha el peligro de buscar en el alcohol (o en otras sustancias aún más peligrosas) una especie de huida de las dificultades cotidianas.

Consejos generales

Es cierto que estar en el punto de mira de numerosos y aguerridos rivales no es agradable… Sin embargo, también esta situación presenta un lado positivo: al vemos atacados por todas partes, tendremos que poner a prueba nuestras convicciones y, sobre todo, liberarnos del lastre que teníamos atado a nosotros y nos obstaculizaba en el camino. Los peligros pasarán y nosotros afrontaremos el futuro mucho mejor.

VOLVER