LA REINA DE LAS COSECHAS DE LA TIERRA

SIGNIFICADO GENERAL Y ADIVINATORIO

El número 7, relacionado con Venus, planeta telúrico por excelencia tradicionalmente asociado a los ritmos y la frondosidad de la naturaleza, oculta un peligro molesto. De hecho, uniendo la estabilidad del elemento tierra a la solidez del número 7, corremos el riesgo de encontramos en una situación demasiado estática, casi estancada. La Reina de las Cosechas de la tierra, por tanto, es una carta de bloqueo o, mejor dicho, de espera: la misma palabra clave de esta carta, desastre, por muy amenazadora que pueda parecer, sólo indica que no estamos en el momento más propicio para elaborar nuevos proyectos o para cumplir los que ya estaban previstos. Cualquier nueva empresa está destinada a estancarse o, peor aún, a fracasar. En este sentido, la Reina de las Cosechas de la tierra es una carta que aconseja esperar pacientemente, con prudencia y reflexión, a la espera de momentos mejores.

APLICACIÓN PRÁCTICA

Sentimientos y amistades

Las relaciones sentimentales y las amistades se encuentran en una situación de falta de movimiento casi total: el progreso es lento, imperceptible, hasta el punto de hacernos pensar lo peor. El consejo de esta carta es que no forcemos la situación, que no nos dejemos llevar por la impaciencia y que no echemos a perder lo construido, que, aunque sea muy lentamente, ya está dando sus frutos.

Trabajo y dinero

También en el campo profesional esta carta, indica una fuerte moderación, casi un bloqueo total de los proyectos, las iniciativas y la carrera. El peligro es el mismo de siempre: interpretar como desgracia absoluta una fase de desarrollo lento pero constante. Esta equivocación podría inducirnos a acciones y decisiones no meditadas y, en última instancia, contraproducentes. La clave para superar esto como cualquier otro momento de estancamiento consiste, en cambio, en aprovechar la relativa calma de la situación para replantearse la posición personal, renovar las energías, definir de un modo más preciso los objetivos y planificar las acciones futuras, para que no nos coja desprevenidos el final de esta etapa.

Salud

Desde el punto de vista de la salud, el mensaje de esta carta es muy sencillo: es necesario ahorrar las energías físicas para los momentos en los que la vida profesional y la sentimental adquieran de nuevo su vivacidad. Mientras tanto, es mejor reposar y cuidar la forma física.

Consejos generales

En general, esta carta indica un momento de estancamiento casi absoluto en todos los ámbitos. Aparentemente no hay ningún progreso, como si el curso de la existencia se viera bloqueado por una fuerza invisible e invencible. En realidad se trata únicamente de uno de esos momentos, presentes en el ciclo vital de todo ser, en el que las cosas progresan y maduran tan lentamente que parecen observadas por una mente humana, prácticamente estáticas. No se trata, por consiguiente, de un momento negativo, sino de una circunstancia en la que la mejor virtud es la paciencia: de hecho, existe el riesgo de que el individuo no capte la verdadera naturaleza de un momento así e intente acelerar el curso de sus proyectos, con el peligro de precipitarse y causar mucho daño.

VOLVER