LA REFORMA

Fundamentos intelectuales: la escolástica y el Humanismo

A fines del siglo XI surgió la escolástica, un movimiento que pretendía armonizar la razón con la fe y separar claramente la una de la otra. Determinó en gran medida la filosofía y la ciencia en la Edad Media, y se basa en el racionalismo de Aristóteles (384-322 a.C.), que sostenía que era posible adquirir conocimientos fiables de carácter intelectual mediante el empleo de la razón.

31-lutero-metirta.online

Según la leyenda, Lutero clavó sus 95 tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg. En la actualidad, se cree que sus partidarios difundieron las tesis, siendo de gran ayuda también la reciente invención de la imprenta.

Tomás de Aquino (1225-1274) y Guillermo de Ockham (1285-1349) fueron dos importantes representantes de la escolástica, que se prolongó desde el siglo IX hasta el siglo XIII y decayó con el advenimiento del Humanismo. El Humanismo, que surgió a partir del Renacimiento italiano, reivindicaba de nuevo el estudio de los autores antiguos y, en casos aislados, inició un ataque contra la doctrina cristiana.

En concreto en Alemania, fue adquiriendo relevancia la exigencia de una reforma religioso-moral de la Iglesia.

32-lutero-metirta.online

Martín Lutero, un monje benedictino, está considerado como el gran reformador de la Iglesia. Denunció públicamente los males de la Iglesia católica, y dio origen al protestantismo.

Lutero: un monje protesta

Las disputas en el seno de la Iglesia llevaron a que en 1309 el Papa tuviera que abandonar Roma. Pocos años más tarde había en la ciudad un nuevo Papa, al tiempo que el antiguo —que había huido a Aviñón, Francia— reivindicaba el mando de la Iglesia. Durante el siglo XIV, en Italia surgió el Renacimiento, orientado y centrado en la vida terrenal, es decir, la de este mundo.

Unos cien años más tarde, el monje agustino Martín Lutero (1483-1546) denunció públicamente las anomalías que se producían en el seno de la Iglesia católica. Lutero fue ordenado sacerdote durante su juventud, en 1507, y pocos años después ocupó una cátedra de estudios bíblicos en Wittenberg. Consideraba el empeño del ser humano por hacer el bien la tarea principal de todo cristiano: la persona tenía la posibilidad de decidirse por el bien.

33-lutero-metirta.online

Cuando Lutero fue excomulgado de la Iglesia, quemó la bula de excomunión públicamente, provocando que recayese sobre él una desgracia aún mayor: se le declaró fuera de la ley y se le privó de toda protección legal.

Las anomalías de la Iglesia

La Iglesia y sus dignatarios, sin embargo, se habían alejado en su mayor parte del mensaje de la Biblia y actuaban de un modo que poco tenía que ver con la doctrina cristiana originaria. En lugar, aspiraban a objetivos mundanos. En concreto, Lutero criticó con gran dureza el tráfico de indulgencias —remisión ante Dios de la pena temporal de un pecado a cambio de una compensación económica a la Iglesia—, ya que con ella se relegaba cada vez más a Dios a un segundo plano, asumiendo la Iglesia el papel de indultor.

34-lutero-metirta.online

Federico el Sabio, elector de Sajonia, dispensó protección a Lutero en Wartburg, donde vivió con el nombre de Junker förg y tradujo la Biblia al alemán.

Lutero compiló una serie de puntos que consideraba reprochables en la Iglesia. Según la tradición, siguiendo una costumbre académica, en 1517clavó sus 95 tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg. Sus conclusiones tuvieron un eco inesperado en la población y aceleraron la Reforma. Las investigaciones modernas consideran que no era intención de Lutero hacerlas públicas de ese modo. En conmemoración de este acontecimiento, los protestantes celebran el 31 de octubre como el Día de la Reforma.

Las tesis de Lutero se difundieron ampliamente gracias a la imprenta, cuyo invento tuvo lugar a finales del siglo XV. Sus principios básicos, absolutamente justificados, encontraron muchos partidarios, lo cual dio origen a una nueva escisión en el seno de la Iglesia entre protestantes y católicos. Lutero se negó a la retractación que le exigía Roma, y quemó públicamente la bula de excomunión que lo amenazaba con el anatema. No veía el Vaticano ni el papado como creación de Dios, sino como obra humana y, en este sentido, sin autoridad divina. En el año 1521, Lutero fue excomulgado de la Iglesia y declarado fuera de la ley, una condena que dejaba a las personas en una situación de absoluta desprotección legal.

35-gutenberg-metirta.online

Gutenberg imprimió una Biblia en dos tomos con iniciales de colores, para las que utilizó un total de 290 figuras distintas. De los 180 ejemplares originales, hoy apenas se conservan 50.

Nuevos caminos: la primera Biblia alemana

Pero Lutero tuvo suerte; pudo pasar los años siguientes bajo la protección de Federico el Sabio, elector de Sajonia, en el castillo de Wartburg, donde en su condición de letrado participó en el desarrollo de la lengua alemana culta, redactó numerosos escritos teológicos y trabajó en la traducción al alemán del Nuevo Testamento. Con ello, la Biblia se hizo accesible a muchas personas, pues ya no era necesario saber latín para poder leerla. Cuando Martín Lutero murió, dejó una nueva Iglesia que se distinguía claramente de la católica y que situaba en el centro la palabra de Dios. La Iglesia católica reaccionó con la Contrarreforma: modificó numerosas prácticas y finalmente las reformuló en el Concilio de Trento (1545-1563).

 

Paz y guerra entre las confesiones

La Paz de Augsburgo de 1555 puso fin a la guerra de las religiones y selló la paz entre el emperador y la Liga Smalkalda. A partir de entonces, los evangélicos dejaron de ser una secta herética y se convirtieron en una religión reconocida oficialmente. Pese a todo, a finales de la Edad Media, la mayoría de las personas no tenían más opción que adoptar la fe profesada por su señor.

En el siglo XVII estalló la guerra de los Treinta Años (1618-1648), en la que, además de los conflictos relacionados con el poder político, latían en un segundo plano las desavenencias entre las confesiones religiosas. Las consecuencias de la guerra fueron nefastas para toda Europa.

36-lutero-metirta.online

En su habitación de Wartburg, Martín Lutero tradujo el Nuevo Testamento del latín al alemán en once semanas. La estancia ha sido reconstruida y en la actualidad se puede visitar.

La Biblia luterana: un hito en la evolución de la lengua alemana

La traducción de la Biblia de Lutero no era la primera traducción que se hacía del latín al alemán. Otros lo habían intentado ya antes que él y habían fracasado en su empresa al pretender sobre todo hacer justicia al latín. Lutero procedió de otro modo y precisamente en eso residió el éxito de su traducción.

37-calvino-metirta.online

Calvino tradujo la Biblia al francés. Se le considera el padre fundador de los calvinistas, una comunidad religiosa que parte del supuesto de la predestinación de los seres humanos, de la que se ha ocupado en detalle el sociólogo Max Weber.

 

Lutero era un excelente predicador que sabía cómo atraer a los creyentes con su lenguaje claro y popular. Con su nueva traducción, demostró que era posible expresar todas las ideas, los pensamientos y los sentimientos en lengua alemana —que en el siglo XVI empleaba básicamente el pueblo llano—. Al mismo tiempo, hizo accesibles al pueblo los contenidos bíblicos. Se podría suponer que fue entonces cuando, por primera vez, la gente entendió lo que la Biblia decía. Lutero no tradujo ajustándose al texto, sino más bien intentó dar sentido en alemán a los mensajes y reproducirlos conforme le dictaba su propio entendimiento. Ajustándose a las necesidades del pueblo, utilizó un modo de expresión enérgico, muy plástico, lleno de expresiones proverbiales y sobre todo inteligibles para todo el mundo. Su traducción de la Biblia agilizó de manera decisiva la evolución de la lengua alemana desde el estadio en que se encontraba hasta el alemán estándar que actualmente se habla (junto con los dialectos) en todos los países de lengua germana. Por este motivo, los filólogos consideran que la traducción de la Biblia de Lutero supuso un hito en la historia del desarrollo de la lengua alemana. Lutero realizó las últimas correcciones de su obra en el año 1545. Después de esa fecha, su traducción permaneció inalterada durante centurias, hasta que en los siglos XIX y XX algunos pasajes fueron adaptados a los giros modernos de la lengua y los nombres bíblicos sufrieron un proceso de unificación.

 

←EL CRISTIANISMO