LA CÁBALA – 14- CÁBALA DE SANACIÓN: GUÍA PRÁCTICA.

Ya hemos visto con detenimiento diversos medios de utilizar la Cábala y el Árbol de la Vida para beneficio propio en distintas esferas .de conflicto. Como la salud es una de las preocupaciones elementales del ser humano, más aún en la sociedad en que vivimos, con su vértigo, su estrés, su mala alimentación y su desasosiego, vamos a exponer aquí una pequeña guía práctica enfocada exclusivamente al tema de la sanación.

 

Correspondencias entre sefirot y dolencias físicas:

En primer lugar, veamos una práctica tabla con las correspondencias entre cada sefirah del Árbol de la Vida y las dolencias del cuerpo físico. Como las correspondencias físicas se conocen a través de la asociación astrológica de ciertas partes del cuerpo con los planetas, se incluye este ítem en la tabla para ampliar aún más la identificación de las dolencias.

10-scabala-efirah-sanacion-metirta.online.jpg

 

La sanación cabalística paso a paso:

 

Conociendo en detalle la tabla precedente, el practicante está en condiciones de realizar el siguiente ritual de sanación.

(Nota: debe quedar claro que esta técnica actuará sobre la energía, armonizándola y reparando sus desequilibrios para crear las mejores condiciones físicas en pos de que el cuerpo enfrente la dolencia que lo aqueja, pero no reemplaza en absoluto una terapia médica profesional cuando ésta es necesaria.)

1) El primer paso es armonizar la habitación en la que vaya a realizarse esta técnica con los colores y la luz de la sefirah sobre la que se trabajará. Por ejemplo, si el trabajo será con la sefirah Tiferet los colores dominantes en la habitación deben ser los rojizos, y la luz debe provenir de una vela verde. También es importante inundar el lugar con la fragancia asociada a la sefirah (ver tabla correspondiente en el capítulo “Cómo sacarle provecho al trabajo cabalístico”).

2) Luego hay que cerrar los ojos y realizar una vez la técnica de la Cruz Cabalística.

3) Una vez totalmente relajado y armonizado por el ejercicio anterior, el practicante deberá concentrarse profundamente en la sefirah que corresponda a la zona afectada. Comenzar a repetir el nombre sagrado correspondiente a esa esfera.

4) Ahora la persona debe visualizar el color y la poderosa energía que comienza a emanar de la zona donde esté ubicada y se distribuye desde allí hacia el resto del aura.

5) Ahora es el momento de invocar al arcángel y a las fuerzas angélicas que están asociadas a esta esfera, pidiéndoles su asistencia para limpiar la zona afectada de todo desequilibrio energético que la pueda estar afectando.

6) Una vez invocado el arcángel, se le debe pedir que ayude a comprender cuáles son las emociones que la persona ha permitido que la afecten y han provocado la manifestación física del malestar o dolencia en cuestión. Recibirá una respuesta clara, que en el momento sin dudas sabrá reconocer.

7) Apoye una mano en la zona afectada, y visualice cómo a través de esa mano la energía de la esfera es insuflada por acción del arcángel hacia el interior del problema.

8) Una vez inundada de energía la zona afectada, “ciérrela” realizando el ejercicio del Pilar Medio.

Este ejercicio de sanación puede también realizarse en beneficio de otra persona; el practicante actuará como medio de comunicación entre el poder de la sefirah y la persona afectada.

 

←LA CÁBALA

←LA FE EN LAS CIENCIAS OCULTAS