Historia de la Literatura

 

HISTORIA DE LA LITERATURA

1-El Cantar del Mio Cid 1

El Cantar del Mio Cid.

Todas las artes, plásticas o no, son el resultado de la eterna lucha del hombre contra el olvido. Incluso el trabajo cotidiano es también, se sepa o se ignore, una lucha por pervivir en la obra realizada. Pero de todos los trabajos que realiza el hombre, el que más se acerca a esta relativa perdurabilidad es el «trabajo del arte», porque utiliza los caminos del espíritu: la vista (artes plásticas: escultura, pintura, arquitectura), el oído (la música) y la palabra (la literatura) Ya hemos hablado de los dos primeros. Nos corresponde ahora examinar el tercero, considerado por muchos como el más completo.

¿Qué es la literatura? La definición más sencilla, y quizá también la más concreta, se limita a considerarla como la expresión de la actividad espiritual humana a través del lenguaje y bajo una forma artística. Si retrocedemos en el tiempo, nos será fácil darnos cuenta de que, anterior a la literatura escrita, hubo una literatura hablada, y anterior a esta última una literatura de gestos o ademanes. Porque, inversamente, el pensamiento del hombre hubo de pasar por este triple proceso de expresión: del ademán a la palabra hablada, y de la palabra hablada a la palabra escrita. Las dos primeras literaturas se han perdido en la oscuridad de los siglos de la última subsiste tan sólo una pequeña parte, que el tiempo, juez implacable, ha ido desbrozando y limitando. Unas veces por accidente, otras por manquedad artística, la historia de la literatura ha quedado referida a un número determinado de obras, que forman la herencia espiritual del hombre y son el testimonio del desarrollo de su pensamiento desde el momento en que supo plasmarlo de una forma material perdurable. De este contado número de obras, las más trascendentales, y, por otra parte, las únicas que justifican una historia de la literatura, tratará nuestro estudio.

 

←  LITERATURA