Fuego

FUEGO


12- ELEMENTOS-FUEGO

Vuelve a descubrir el calor de la armonía

ENERGÍA

Yang

COMBINACIÓN

Padre, Cielo, Hombre, Verano, Sur, Día

SIGNIFICADO

En todas las tradiciones, el fuego tiene un significado de destrucción y también de regeneración, de final pero, también, de nuevo inicio. El fuego destructor es asimismo fuego purificador, el fuego devastador es también el fuego de la regeneración, del nuevo renacer.

En Occidente, el fuego ha adquirido un significado positivo y negativo al mismo tiempo. El mito de Prometen, el héroe que robó el fuego a los dioses para regalárselo a la humanidad, resume esta ambivalencia del fuego: si Prometen no hubiera robado el fuego, la humanidad no hubiera podido seguir avanzando, pero, al robar el fuego a los dioses, Prometen cometió el pecado de la arrogancia, porque a partir de ese momento el hombre se creyó que podía ser un dios.

El fuego —es decir, la tecnología— es un instrumento potentísimo. Sólo los sabios pueden manejarlo. El fuego es la potencia de la energía yang de caldear, calentar y hacer arder de pasión: el fuego nos invita a utilizar esta energía de la mejor manera posible, porque no se limita a ser una fuerza destructiva que quema las energías y produce devastación, sino que también actúa como una fuerza regeneradora, llama y potencia de la voluntad.

En el fuego (elemento, cuyo correspondiente estacional es el verano), se concentran todos los aspectos positivos de la energía yang: potencia, seguridad, voluntad, disciplina, rectitud. No obstante, en el fuego también se encuentran todos los aspectos negativos de la energía yang: exceso, destrucción, violencia, arrogancia, prepotencia.

Extraer como carta dominante la carta del fuego es una invitación a reflexionar sobre cómo utilizamos la fuerza en nuestra vida, y a encontrar el justo equilibrio entre actividad y pasividad, sobre todo en relación con los demás y con el mundo que nos rodea. El verdadero sabio no se deja dominar por las pasiones, sino que transmite una gran fuerza sin tener que actuar.

 

← ORÁCULO DEL FENG SHUI