Espejo

ESPEJO


41- SIMBOLOS-ESPEJO

Sé sincero contigo mismo

ENERGÍA

Yin-yang

 

COMBINACIÓN

Ninguna. El espejo se refleja a sí mismo, el sí y el no.

 

SIGNIFICADO

La energía del espejo es la energía de los opuestos. El espejo nos pone delante de nosotros mismos. O, en otras palabras, pone delante de sí mismo la complementariedad y la compenetración de nuestras energías, que conviven de modo especular y que, en su continua transformación, se siguen, se integran, se mezclan: la energía yin, femenina, y la energía yang, masculina.

No obstante, el espejo pone delante de la luz, la oscuridad; delante del día, la noche; delante de lo positivo, lo negativo. La energía yin-yang del espejo nos llama para que nos coloquemos delante de él, nos incita a mirarnos en el espejo.

¿Qué vemos? ¿Somos sinceros con nosotros mismos o nos estamos mintiendo? ¿Quién se halla enfrente de nosotros? ¿Quién nos mira desde el espejo? ¿Quiénes somos en realidad?

¿Por qué tenemos tanto miedo de mirar hacia nuestro interior? Las preguntas están planteadas de manera un tanto brusca y podrían suscitar reacciones discordantes. En efecto, es difícil admitir que la persona con la que no queremos enfrentarnos, somos casi siempre nosotros mismos y lo que llamamos «nuestra conciencia», de hecho, nuestra mente; es difícil admitir que la esencia de nuestros exámenes de conciencia es el mentirnos a nosotros mismos: lo hacemos cuando tratamos de justificar acciones que sabemos que son injustificables, cuando llegamos a compromisos con nosotros mismos que después rompemos, cuando no podemos enfrentamos a nuestros sentimientos de culpabilidad o a nuestros miedos, y reaccionamos con rabia.

El gran maestro hindú Sogyal Rinpoche dice: «Supongamos que mantenemos una conversación completa. Supongamos que dejamos de mirar siempre en la misma dirección. Se nos ha enseñado a perseguir nuestros pensamientos y nuestras proyecciones. Incluso cuando hablamos de “mente” nos referimos a los pensamientos y a las emociones, y los investigadores, que estudian “eso” que imaginan que debe ser la mente, tienen en cuenta sólo sus proyecciones. Nadie mira en realidad la mente, en cuya base nacen todas esas expresiones. Y este hecho conlleva trágicas consecuencias».

¿Cómo se puede cambiar radicalmente esta situación? Es muy sencillo. Nuestra mente tiene una enorme cualidad que podemos utilizar en cualquier momento: nos permite mirar hacia dentro.

Por ello, intentemos mirarnos por dentro.

Esta es la enseñanza del Feng Shui del espejo.

 

← ORÁCULO DEL FENG SHUI