Entre el Cielo y la Tierra

ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA


40- SIMBOLOS-ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA

Medita sobre el sentido de tu vida

ENERGÍA

Yang-yin

 

COMBINACIÓN

Tai Chi, Energía Circular, Lo Shu, Las Nuevas Estrellas, Ba Gua

 

SIGNIFICADO

En la escritura china, el carácter del «Cielo y Tierra» es el carácter que designa al rey. El rey es aquel que ha alcanzado el equilibrio entre yin y yang, que sabe dominar sus acciones a través de la acción y la no acción, y de la actividad y la pasividad.

No obstante, esta carta nos invita a reflexionar, a meditar sobre el sentido completo de nuestra vida, a intentar averiguar si hemos alcanzado el equilibrio, si nos estamos acercando a él o si nos estamos alejando.

El símbolo del Feng Shui del cielo y de la tierra nos invita a meditar la respuesta de algunas preguntas: ¿qué estamos haciendo?, ¿qué estamos haciendo con nuestro trabajo?, ¿qué hacemos día a día?, ¿por qué hacemos lo que hacemos?

De estas preguntas surgen otros interrogantes más decisivos desde un punto de vista práctico, cuyas respuestas son aún más importantes y sobre las cuales es realmente necesario meditar: ¿Todo lo que hacemos es la expresión de nuestro yo más íntimo? ¿Para qué (y para quién) estamos trabajando?

La respuesta que cada uno de nosotros se da a sí mismo, tras una sincera meditación (o reflexión, porque debe quedar claro que nuestra intención no es poner en práctica una serie de técnicas, sino buscar la claridad, parándonos, aunque sea sólo por un momento, e intentar entender) también nos informa acerca de cómo cada uno de nosotros interpreta su vida y el mundo en el que vive.

La imagen del mundo que tenemos en la mente, la visión psicológica del mundo, configura y determina nuestra relación con el mundo mismo y, por tanto, también determina nuestras acciones y nuestra manera de actuar en él.

En nuestra vida cotidiana, actuamos siguiendo nuestros valores o, sencillamente, nos dejamos arrastrar por la corriente del actual modelo de comportamiento impuesto por la sociedad sin que, en realidad, sepamos si estamos o no de acuerdo con los valores del modelo. ¿Cuál es la finalidad de nuestra vida: la realización de nosotros mismos o la ciega realización de un «proyecto» que no compartimos?

Una respuesta sincera a estas preguntas aclara mucho la cuestión, ayudándonos a volver a encontrar el equilibrio con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

 

← ORÁCULO DEL FENG SHUI