El Buen Samaritano

6bsamaritano-metirta.online

El buen Samaritano / Lc. 10, 29-37 / / Van Gogh / Inspirada en un cuadro de Delacroix / Museo Nacional  Kröller-Müller (Holanda) 1890. Ampliar

ORACIÓN

El doctor de la Ley, queriendo justificarse, dijo a Jesús:

“¿Quién es mi prójimo?”

Jesús respondió:

“Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó,

y cayó entre ladrones,

que lo despojaron, lo hirieron

y se alejaron, dejándolo medio muerto.

Un sacerdote bajaba por aquel camino,

lo vio y pasó de largo.

Igualmente un levita, que pasaba por el mismo lugar,

lo vio y tomando otro camino pasó de largo.

Mas un samaritano que iba de viaje, llegó donde él,

y al verlo se llenó de compasión;

se acercó, le vendó las heridas, derramando en ellas aceite y vino,

lo montó en su cabalgadura,

lo llevó al mesón y cuidó de él.

Al día siguiente, sacó dos denarios

y se los dio al mesonero, diciendo:

“Cuida de él, y lo que gastes de más,

yo, a la vuelta, te lo pagaré.”

¿ Quién de los tres te parece que fue el prójimo

del que cayó entre los ladrones?”

Y él contestó:

“El que se apiadó de él.”

Y le dijo Jesús:

“Anda y haz tú igual.”

(Lc. 10, 29-37)

 

←PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS DE LA VIDA DE JESÚS