EL AMOR Y LOS SIGNOS DEL ZODIACO – TAURO

TAURO del 20 de abril al 20 de mayo. Tierra

 

RASGOS GENERALES

Son personas que, a nivel general, se nos presentan como marcadas por la redondez física y ligeramente obesas, en especial si no se cuidan, recordemos su desmesurado placer por la buena mesa y, aunque no sea tan buena, el delirio que tienen por la comida en general.

En una fiesta o celebración será fácil distinguir a un Tauro, su rostro en general suele ser bastante sensual, sus labios, una de las zonas que más resalta, suelen ser carnosos y llenos, en sí un tanto prominentes. Como grandes observadores que son poseen ojos muy redondeados, pero no demasiado marcados, como si fuera necesario que en más de una ocasión pudiesen pasar desapercibidos.

Finalmente, su pequeña nariz no es un obstáculo para que se “huelan” a grandes distancias todo tipo de tramas, muchas veces más de las que están sucediendo en realidad y es que en el fondo están buscando la protección de los ataques —casi siempre imaginarios—, de los que creen ser objeto.

Este aspecto se complementa con la expresividad de su mirada, que nos escruta hasta el fondo, a veces llegando a desnudarnos sin que nos demos cuenta…, y su voz cálida que comunica a través de su sonrisa su buen humor.

Entre la mujer y el hombre Tauro, existe una diferencia fisonómica y es que a los dos les encanta comer, pero ambos no se lo pueden permitir de igual manera.

Mientras que en la mujer esos kilos de más, que producen una formas llenas, le dan un aspecto más atractivo, incluso aún como amantes más maternal, en el hombre esos kilos de más pueden significar una forma rechoncha que termine en obesidad, claro que para ellos, obstinados en permanecer como están si aquello les gusta, siempre nos dirán aquello de “lo mío es pecho caído”.

Pese a ello, la falta de esbeltez en los Tauro, se ve compensada por su comunicación abierta, propensa a romper cualquier tipo de hielo que pueda surgir inicialmente en una nueva relación. Podemos casi afirmar que muchos hombres o mujeres de aspecto fortachón que se cruzan con nosotros son, casi siempre, del signo Tauro.

tauro

LA SEDUCCIÓN

Conquistar y ser conquistados

Los Tauro son terriblemente prudentes a la hora de seducir, de ahí que muchas veces tengan más interés en la víctima de la que puedan aparentar, pero pensemos que necesitan tomar el tiempo necesario antes de iniciar un ataque directo, que debe ser siempre único y efectivo.

Nos seducirán observando disimuladamente, esperando el momento adecuado para lanzarse a la conquista definitiva. Mientras, pondrán en práctica dos de sus más mortíferos trucos: la indiferencia y la solemnidad…, que curiosamente nunca les fallan…

Tauro es un signo que esperará la provocación adecuada y cuando se acerque a nosotros, siempre parecerá que lo hace con un “yo pasaba por aquí”.

Debemos de estar alerta ante la enmascarada indiferencia pues, cuanto más indiferentes se nos presenten, más interés tienen; su indiferencia es sólo una estrategia que emplean combinándola con seductora solemnidad en el trato, la postura y las distancias que parecen querer marcar, cuando en el fondo estamos ante un hombre o una mujer extremadamente posesivo, que está tendiendo alrededor nuestro una eficaz red de la que difícilmente escaparemos si caemos confiados en su medido y teatral desinterés.

Este aspecto es tan importante que si queremos cazar a un Tauro deberemos hacerle creer que estamos en sus manos, que nos fascina su conversación, incluso podemos potenciar siempre un papel de víctimas.

 

EL AMOR

 Así les late el corazón

El Tauro es el arquetipo del “cartujo”, ya que trabaja en silencio y es amante de las labores en las que puede pensar tranquilamente; es el signo que recoge lo que ha sembrado, por eso no aceptará un desaire o un rechazo de esa pareja a la que cuida con tanto mimo.

Conviene no olvidar que los Tauro también son personas sensibles y, que un pequeño truco para enamorarlos, puede consistir en que se sientan muy queridos o apreciados por aquello que dicen o hacen.

Ante todo está el amor por ellos mismos, un amor que les lleva a una entrega espiritual pero también egocéntrica, por ello cuando se enamoran necesitan sentirse protegidos por un lado y protagonistas por otro.

Sabiendo que los nacidos bajo este signo buscan que la suya sea siempre una próspera relación sin demasiados sobresaltos, son fáciles de conquistar si en su compañía se les demuestra confianza, paz y armonía.

Pensemos que la seguridad emocional es de vital importancia en este signo y, cualquier amenaza o duda, le puede llevar no sólo a perder la ilusión en la pareja, sino también a perder el control de sus emociones.

No estamos ante un signo especialmente romántico ni tampoco detallista en exceso, aunque sí necesitan mostrar de forma continuada su amor, su pasión y comprensión hacia quienes están con ellos, quizá por miedo a perderlos, por ello quien consiga ser querido por un Tauro podrá decir que no le falta ni pasión, ni sexo, ni cuidados.

TAUROA

LA VIDA EN PAREJA

Cómo mantienen sus relaciones sentimentales

A los Tauro les cuesta mucho ligar y proclamar una relación con otra persona solo para tontear. Antes de establecer algo definitivo, se lo han tenido que pensar mucho, ya que lo suyo siempre es con un fin de futuro y no desean equivocarse.

Cuando tengan pareja pondrán en marcha toda su sensualidad sin ninguna prisa, pero con su típica testarudez.

Darán mucho amor y mucha ternura, pero si su pareja no responde a sus proyectos, verán inmediatamente afectada su gran hipersensibilidad. Y si son rechazados lo tendrán muy en cuenta, ya que son rencorosos y vengativos al límite.

En general mantendrán una vida de noviazgo bastante interesante, buscando en todo momento la seguridad y la estabilidad, huyendo de la improvisación y procurando vivir con placidez, mostrando inteligencia y ocurrencia.

La mejor manera para llevar una cómoda vida de pareja con un nativo de este signo, es evitando al máximo realizar reproches por aquello que nos digan, por supuesto dando siempre que se pueda, un brazo a torcer, teniendo muy en cuenta que son orgullosos y que una discusión con ellos puede acabar en un insoportable griterío, pese a que aman el silencio.

Otro aspecto a no olvidar es el económico, pues Tauro no ama los gastos, siendo la avaricia una de sus principales peculiaridades. El suyo es un mundo de entrega siempre que no le cueste dinero.

TAURO6

LA VIDA SEXUAL

Los Tauro son creativos y ceremoniosos, por lo que no se puede esperar que nos abran la puerta de su casa con ropa erótica o con ligereza en el vestir, aunque dada su comodidad, no sería de extrañar que los encontrásemos con ropa de cama, si ella es cómoda.

El sexo de los Tauro es apasionado pero lento. Intenso pero ritual.

Para ellos y ellas no existen unos determinados puntos que sea obligatorio abordar y cuando hacen el amor, si tienen un buen día, se entretendrán en cada uno de los rinconcitos mágicos de la otra persona, procurando satisfacer al máximo sus necesidades tanto las propias como las ajenas.

Lógicamente a los nativos y nativas del signo también les gusta ser complacidos, pudiendo llegar a ser bastante solícitos, aunque la mayoría de las veces pueden pensar que la otra persona ya sabe qué es lo que ellos esperan y por tanto, qué es lo que tienen que hacer para darles satisfacción.

Sin embargo hay una ligera contrapartida en una relación amatoria con Tauro, que si no es bien entendida, con el tiempo puede llegar a ser monótona, ya que estamos hablando de un signo metódico, de aquellos que cuando crean una ruta difícilmente la improvisan o alteran, y ahí deberá entrar la creatividad de la otra persona, demostrando a Tauro, que hay otras cosas, que pueden ser incluidas en ese “manual de la perfecta relación amatoria” que ellos han autocreado, pero ¡cuidado! porque toda nueva inclusión, deberá ser incorporada muy poco a poco, con mucha inteligencia y… mucho método.

 

LAS CRISIS AMOROSAS Y LA INFIDELIDAD

Si quiere ver a un Tauro irritado, sólo tiene que prestar más atención a otra persona que a él.

La envidia es uno de los elementos principales de los Tauro, pero cuando el amor se entremezcla tenemos ante nosotros a unos desmesurados celosos.

Los Tauro tienen una gran sensibilidad, y la prudencia que les caracteriza les obliga a sufrir los celos en silencio, y pese a que se les demuestre que no tienen motivos para ello, su gran testarudez seguirá insistiendo sobre el tema. Por ello la mejor demostración será con los hechos más que con las palabras, pero ¡cuidado!, nunca recordándoles que no tienen sus motivos, ya que esto es algo que sólo será creíble cuando lo vean por ellos mismos.

Inicialmente, si se produjera de verdad la infidelidad, la sufrirán en silencio, e intentarán por un lado reconstruir la pareja, y por otra parte, pensarán en la forma con que deben reaccionar ante lo que consideran una gran traición. Lo malo es que en estos casos suelen perder la paciencia, ya que el método se suele quedar a un lado y al ser extremadamente posesivos y también cabezotas, intentarán hacer valer sus argumentos incluso con violencia, aunque más de forma verbal que no físicamente.

Cuando la infidelidad es ya patente e irreversible los Tauro empezarán a pensar en la venganza, una venganza que tal vez no llevarán nunca a cabo, debido a su extrema prudencia en las actuaciones y a un cierto miedo interno al enfrentamiento.

Pero a pesar de ello, no olvidarán nunca la ofensa infringida y la tendrán presente largos años, quizá para siempre.

tauro3

COMPATIBILIDADES E INCOMPATIBILIDADES     

Ligue: Dos Tauro podrán congeniar fácilmente y fomentar una buena amistad.

Con Leo, Tauro puede fingir que se deja ligar y dominar, pero no será duradero.

Con Géminis el ligue será corto, aunque puede darse el caso de que también se solidifique, dependerá de si es momento álgido de Castor o Pólux (los mellizos) para que el ligue sea completo.

En el caso de Capricornio, Tauro aprovechará la timidez de este signo para ligarlo.

Con Acuario es el signo con el que más difícil se plantea la posibilidad de ligue, ya que ni siquiera lograrán coincidir en gustos, y por tanto tampoco en lugares.

Pareja: La pareja entre Tauros puede funcionar siempre y cuando ambos estén juntos; si hay alejamientos puede romperse.

Con Cáncer, otro signo estable como Tauro, puede funcionar perfectamente, así como con Libra.

Ya es más difícil el caso con Virgo, donde podría haber algún entendimiento, pero también conflictos.

Con uno de los signos donde la relación en pareja se plantea con más dificultad es con Géminis donde es evidente que esta relación a largo plazo es imposible.

Sexo: Entre Tauros la relación sexual puede funcionar al principio, pero puede ocurrir que al día siguiente ambos se cansen mutuamente.

Con Escorpio puede ser más duradera, pues los dos, pese a ser opuestos, son complementarios y eso facilita la relación, por lo menos en este aspecto.

Mientras que con Acuario esta relación parece ser completamente imposible de mantener,

Libra presenta todas las características para que la relación sexual sea la ideal, debido a las armas certeras empleadas casi siempre por dicho signo.

Con Géminis podríamos afirmar sin temor a equivocarnos, que una relación sexual es imposible.

←EL AMOR Y LOS SIGNOS DEL ZODIACO

←LA FE EN LAS CIENCIAS OCULTAS