EL AMOR Y LOS SIGNOS DEL ZODIACO – GÉMINIS.

GÉMINIS Del 21 de Mayo al 21 de Junio. Aire

 

RASGOS GENERALES DEL SIGNO

Son personas activas, nerviosas, creativas, imaginativas, posesivas, superficiales y de fácil comunicación. Eso claro, en su lado más bueno, porque no debemos olvidar que Géminis, como si de una moneda se tratara, tiene un anverso y un reverso y su poesía de hoy, puede ser una bronca mañana, y su pasión creadora del lunes, puede ser una tormentosa y depresiva situación de “no sé qué hacer” el martes.

En su lado más negativo, Géminis tiene su charlatanería, que puede llegar a ser pesada y monopolizante, pero también su silencio ensordecedor puede acompañarlo de una mirada triste de gran profundidad e incomprensión.

Son amorosos y amorosas, versátiles y enriquecedores de la relación sentimental, pero terriblemente exigentes, al menos a nivel energético con sus parejas.

Como mercurianos que son se presentarán ante nosotros con un rostro que generalmente es triangular.

Sus ojos vivos y su mirada astuta parecen explorarnos desde el primer momento en que nos conozcan y, si sabemos llegar a interpretar los matices de la mirada de Géminis, habremos ganado una dura batalla, porque su voz, sus palabras y sus posturas, nos pueden llevar a error, pero su mirada, que explora inteligentemente todo lo que tiene por delante, transmitiendo sus sensaciones, difícilmente nos podrá engañar.

Cuando veamos a una persona de frente huidiza y nariz respingona que tiende a ser puntiaguda, cuando contemplemos a una persona que está siempre en continuo movimiento, provocado por una intranquilidad física, que incluso estando sentado no puede parar quieto o quieta con sus piernas y manos, indudablemente estamos ante un signo nervioso, muy posiblemente estamos frente a esa dualidad que se llama Géminis, pero ¡alerta!, es necesario entender que su movimiento puede transformarse en una parálisis, Géminis puede estar sentado durante horas sin apenas cambiar de postura, si la conversación es interesante y enriquecedora..

Estamos ante un signo que se conoce bien a sí mismo, o al menos esto es lo que ellos creen, en parte porque su narcisismo les hace quererse mucho, por eso y gracias a sus enormes recursos de actuación, se manejan bastante bien en casi todas las facetas relacionadas con el amor.

Su eterna juventud, su agilidad y expresión corporal, no sólo con gestos sino también con muecas, miradas y gesticulaciones, provocará que los demás le vean, —sexos aparte— como el eterno “Peter Pan”, dado su aspecto jovial, lo que le puede resultar excelente a la hora de seducir y mejor al expresarse, pues mentalmente parecerá estar por encima de su edad.

 

LA SEDUCCIÓN

Conquistar y ser conquistados

Los nativos de este signo son seductores por naturaleza, ya que necesitan mucho las relaciones humanas y el trato con los demás.

Por ello para seducirnos emplearán su gran facilidad de palabra que, de forma arrolladora, nos llevarán inmediatamente a la conversación que dominen con más seguridad, claro que si en algún momento no acaban de dominar la situación, podrán inventarse lo que dicen improvisando sobre la marcha, pero rodeando todo ello de una teatralidad tal, que parecerá que lo llevaban ensayado.

Su estrategia principal para seducir es hacernos creer que nuestra opinión es importantísima, casi vital para ellos. Así no nos extrañe que nos esté preguntando, con ese entusiasmo que les caracteriza: ¿Qué opinas de mí? Nuestra respuesta será rápidamente analizada por el cerebro Géminis para continuar su estrategia de acercamiento locuaz.

Por eso si queremos acercarnos a seducir a Géminis, debemos estar a su altura y elaborar respuestas rápidas, utilizando incluso panegíricos o frases profundas, ya que su sentido intelectual es elevado.

Al mismo tiempo, deberemos mostrar cierta espontaneidad en nuestro comportamiento y sobre todo sorprenderle de continuo, con un cierto misterio, eso sí les puede hacer caer en nuestra red.

Recordemos que si lo que hace un Géminis le interesa de verdad, prescinde del sentido del ridículo, y utiliza esta virtud para seducimos sin piedad.

GEMINIS2

EL AMOR

Así les late el corazón

Suele ser sumamente difícil penetrar en el inmenso inundo sentimental y romántico de Géminis, y curiosamente es uno de los signos que viven una gran misticidad interior, por eso es muy normal que en estados de enamoramiento comiencen a sentir la necesidad de expresar este amor a través de la poesía, las cartas intensas con la pareja o incluso hacer grandes y elocuentes declaraciones de sus sentimientos, que por lo general, aunque puedan ser esporádicos, se convierten en apasionados cuando la persona les interesa de verdad.

Cuando estos nativos están enamorados son capaces de cualquier cosa, pueden llegar a dejarlo todo por quien aman o al menos por quien creen amar, pues muchas veces se engañan por una situación y ven amor allí donde tal vez sólo existía una buena amistad o simplemente sexo.

Enamorar a una persona Géminis, no debiera ser difícil dado el gran sentido de adaptación de este signo, sin embargo hay puntos que deben evitarse por encima de todo: el aburrimiento y la monotonía.

No olvidemos que un Géminis es egoísta y necesita saber que la otra persona le aportará algo, ya sea pasión, conocimiento, entendimiento o sexo, si por el contrario cree ver una futura relación en la que habrá pocas novedades, difícilmente se enamorará de nosotros, aunque dada su gracia teatral nos lo puede hacer creer, manteniendo una relación aparentemente apasionada hasta que comience a aburrirle y sabiendo desde el principio que dicha relación no tenía un futuro muy esperanzador.

 

LA VIDA EN PAREJA

Cómo mantienen sus relaciones sentimentales

Difícilmente los Géminis tienen una relación estable en pareja.

Ya en sus flirteos se lo toman como un juego y hace acto de presencia su gran frivolidad, incluso serán capaces de dejar ir unas cuantas mentiras si ello les permite acomodarse mejor en esta situación.

Los Géminis no son perseverantes y dado que necesitan continuamente novedades y cambios, es necesario ofrecérselos para mantenerlos cerca, ya que de lo contrario, se ven abocados a buscar variedad en la pareja, aunque la mayoría de las veces, no se sienta demasiado atraído.

Así, esa tendencia entusiasta de los Géminis les lleva a buscar nuevas experiencias y, todas sus relaciones de pareja tienden a ser de corta duración, incluso podemos decir que los Géminis son los típicos o típicas mantenedores de relaciones breves.

Sin embargo, aparte la doble versión de actuación de este signo, puede pasar también que se enamoren de verdad y locamente, deseando que aquella sea su pareja para toda la vida; entonces, o bien hablarán por los codos de sus sensaciones, o guardarán cierta reserva en la exposición más romántica de los hechos, no por la ausencia de un sentimiento, sino por miedo a no ser comprendidos, de ahí que nos puedan hablar a medias tintas sin acabar de expresar todo su amor.

No olvidemos también que en el fondo es un signo tímido, al que nunca habrá que presionar demasiado, pues su escape puede ser trágico o ruidoso, dejando presto los posibles compromisos adquiridos.

GEMINIS3

LA VIDA SEXUAL DEL SIGNO

Un signo creativo e imaginativo como este, no puede tener una vida sexual aburrida, al menos en apariencia.

Sus ganas de experimentar y de conocer a fondo los secretos de todo lo que les rodea, los convierte en natos conejillos de indias, que buscarán en todo momento, sorprender y ser sorprendidos.

Géminis es un signo de seducción sexual y para él cualquier hora, lugar y momento del día son buenos para una relación sexual, de la misma manera que también se puede pasar largas etapas de su vida con ausencia de sexo, porque su mente está entretenida con otras cosas.

En este aspecto conviene matizar que el sexo de Géminis está en la cabeza más que en el cuerpo, y la cabeza de este signo está en continuo funcionamiento, por eso, no será de extrañar que en pleno acto amatorio nos sorprenda hablando de cualquier tema que en principio no viene al caso.

Otro aspecto a tener en cuenta es el grado de creatividad, por ello para mantener una sana relación sexual con los nativos del signo, es preciso mostrarse al máximo de forma natural y abierto a nuevas experiencias, ya que un Géminis que se sienta líder, puede hacer marcha atrás en su relación de sexo si ve que la persona no confía en él o en ella.

Tampoco se trata de sucumbir a las posibles extravagancias del signo, sino plantear que cada relación sea como la primera vez, es decir: un camino virgen por recorrer y descubrir.

Recordemos que la monotonía es el gran peligro y el gran miedo de Géminis.

 

LAS CRISIS AMOROSAS Y LA INFIDELIDAD

Los Géminis son proclives a las aventuras amorosas, y como viven este mundo en ellos mismos, por lo general no dan mucha importancia a los celos, por lo que tampoco se puede decir que sean celosos.

Los celos son un sentimiento sin importancia que no va a afectar para nada sus relaciones con otras personas, aunque si los tienen y se sienten dañados y, ello posiblemente ocurra cuando aparezcan indicios de infidelidad, se pueden convertir en personas insoportables, nerviosas y amenazadoras, al menos a nivel verbal, aunque eso sí, muy civilizadas.

Si tenemos que hablar de tiempos modernos en las parejas de hoy, los Géminis serían los más representativos, ya que en el fondo, pese a su pronto genio y dramatizaciones, se tomarán el asunto de la infidelidad de una forma “comprensiva” tal como se dice hoy en día.

Su comprensión de las cosas una vez haya pasado la tormenta y la dualidad con que ven los hechos, puede llegar a provocar que ante el tema de la infidelidad, Géminis actúe con frivolidad y con gran diplomacia, llegando incluso a preguntar a su pareja sobre sus relaciones con una tercera persona.

Ello no quiere decir que no se sientan mal, pero entenderán mucho mejor que otro signo que las cosas no son para siempre, dado su carácter de inestabilidad.

Una vez conozca el hecho y ante la constancia de que son engañados o engañadas, acabarán por quitar todo tipo de dramaticidad al asunto e incluso podrían llegar a la despedida final de su pareja con un beso.

geminis-acuario

COMPATIBILIDADES E INCOMPATIBILIDADES

Ligue: Con Cáncer el ligue es difícil ya que no tienen nada en común, difícilmente pueden comunicarse.

Con Virgo incluso pueden llegar al aburrimiento debido a la meticulosidad de este signo.

No hablemos de Escorpio donde no hay nada que hacer; y con Piscis el encuentro es difícil.

Con Capricornio puede producirse pero será corto.

Así que la mayor posibilidad está con Sagitario, ya que a ambos signos les gusta viajar, y con mayor seguridad es en los viajes donde ambos pueden coincidir y entablar esa relación de ligue.

Pareja: La estabilidad de vivir en pareja es difícil con Cáncer y con Sagitario, aunque con éste último pueden llegar a crear metas comunes.

Diríamos que es más probable con otro Géminis, con reservas.

Con Libra puede llegar a ser estable si este signo respeta la libertad de Géminis, y Géminis da el afecto que necesita Libra.

De entre todos los signos, Acuario es el que parece reunir mejores cualidades para establecer una base sólida con Géminis siempre y cuando no insista reiterativamente que cambie su manera de ser.

Sexo: El sexo con Virgo puede convertirse aburrido y poco interesante.

Con Escorpio difícilmente ambos pueden llegar a esta situación.

Sin embargo, puede funcionar perfectamente con Leo si no es muy impositivo y, también con Sagitario por todo lo que hemos apuntado anteriormente sobre las salidas, que siempre harán los fines de semana.

Con el signo que mejor puede funcionar esta parcela es con Libra, siempre y cuando Géminis no convierta el sexo en puro placer y sepa dar a Libra un componente de amor y cariño tan deseado por este signo, lo que en verdad no es sencillo, ya que Géminis es muy suyo.

←EL AMOR Y LOS SIGNOS DEL ZODIACO

←LA FE EN LAS CIENCIAS OCULTAS