EL AMOR Y LOS SIGNOS DEL ZODIACO – ARIES.

ARIES Del 21 de marzo al 19 de abril. Fuego

 

RASGOS GENERALES

Los nacidos bajo el signo de Aries o Arianos, son por lo general personas altas que se corresponden con un cuerpo debidamente musculoso y preparado para cualquier tipo de deporte.

Hay que significar que en algunos casos estas características no son tan acentuadas, pero se ven sustituidas por cuerpos proporcionados y de porte elegante.

El rostro de los Aries sintoniza con su cuerpo, es agraciado y lleno de una sonrisa franca y con ojos luminosos, de esos que cuando se guiñan parecen emitir un destello con suaves melodías acampanilladas.

En definitiva un rostro agradable que se compagina con su voz grave y sus tremendas ganas de conversar con todas las personas.

Los Aries tienen otra característica muy peculiar, son grandes gesticuladores, no sólo con las manos, que a veces más que hablar parece que dirijan una orquesta, sino también con el rostro.

En ocasiones, la cara de un Aries habla sin necesidad de que las palabras tengan que expresar el enfado o los sentimientos más profundos.

Y en la conversación, las manos actuarán al unísono para así reforzar el diálogo y los matices más importantes de la comunicación que se pretende hacer llegar a los demás.

aries

LA SEDUCCIÓN

Conquistar y ser conquistados

Una de las armas para seducir más predilecta por los nativos y nativas de este signo, es su actitud ante los problemas de los demás.

El Aries utilizará su encanto para conquistarnos a través de su astuta preocupación por algún problema que estemos atravesando, problema en el que aparentemente pondrá toda la carne en el asador para resolvérnoslo, dedicando todo el tiempo necesario en aconsejarnos y ayudarnos…, quizá incluso llore con nosotros o tal vez, nos llame a altas horas, diciendo que no puede dormir pensando en aquella situación.

Tras este desborde de generosidad nos veremos obligados a sucumbir y devolver el esfuerzo a través de una cena o nuevos encuentros.

La estrategia de Aries habrá cumplido su cometido, aunque la cacería no habrá hecho más que comenzar.

Como los Arianos, tanto mujeres como hombres, son muy cuidadosos con su cuerpo, no es raro que lo utilicen para seducir, mostrando sus encantos físicos o sus capacidades atléticas, que pueden y deben potenciar, pero no tanto como para que los demás, a su lado, se sientan piezas defectuosas de un puzle ya caducado.

Y como que en todo hay un pero, los nativos de este signo deberían potenciar más la intelectualidad por encima del genio, lo planificado por encima de la improvisación y finalmente, sin perder por ello la seguridad con que aparentemente se desenvuelven en sus escarceos de ligue, tendrían que ser más tiernos, más diplomáticos y menos egoístas con los demás.

aries2

EL AMOR

Así les late el corazón

Conquistas y seducciones aparte, llega un momento en que el Aries se enamora, lo que no necesariamente implica una boda. Ese tema lo abordaremos más adelante.

Difícilmente existe un enamoramiento profundo en los Aries, aunque sí es verdad que pueden aplicar sus sueños sugerentes a sus ideales de enamoramiento pero no van mucho más allá, debido quizá a que todo sentimiento amoroso pasa antes por el filtro de su cerebro racional, produciéndose entonces, como si de una lucha interna se tratara, una serie continuada de pensamientos de amor pasión por un lado, y de amor místico por otro.

Aries es un signo que básicamente va a preferir deshojar una margarita en un lecho amatorio que contemplar una bella puesta de sol, ya que por lo general dan mucha importancia al tema sexual, y ello les obliga a tener una profunda lucha interior.

Cuando encuentran alguna persona que les aparta del camino con profundos argumentos tales como un desafío o una aventura, en ese caso, pese a no haber sexo de por medio, pueden ser un poco místicos y se esforzarán profundamente y con obsesión en llegar a la meta, pudiendo llegar a convertirse en pródigos en el amor, un amor en nombre de una causa mística.

¿Quiere ello decir que son románticos? Pues la verdad, no demasiado.

El suyo será un romanticismo pragmático, es decir, recordará con buen sabor de boca y hasta con emoción aquello que cierta vez le reportó una satisfacción, pero no es muy posible que escriba una oda.

 

 

LA VIDA EN PAREJA

Cómo mantienen sus relaciones sentimentales

Cuando Aries tiene que compartir su corazón con alguien esporádicamente y, ello no implica vivir con él/ella bajo el mismo techo, el impulso arrasador del signo es lo que le hace enfrentarse a la relación en pareja o al ligue con gran empuje y sexualidad. Recordemos que los nativos y nativas de este signo son unos de los más promiscuos del Zodíaco.

En la relación de pareja encontramos que tienen una gran afectuosidad y generosidad, siempre y cuando eso les reporte algún beneficio, aunque sea a medio o largo plazo.

De igual manera ven la relación como algo pasajero, más como un ligue que como un noviazgo; no acostumbran a ser rencorosos y ante las pequeñas discusiones que puedan surgir en la vida cotidiana, como por arte de magia dejan de ser chafarderos y parlanchines, para convertirse mudos como un sepulcro, fríos y distantes, escrutando en silencio las razones que les da la otra persona antes de emitir un veredicto.

Claro que otra cosa es cuando existe compromiso de por medio, en ese caso hablarán y quizá hasta más de la cuenta.

Pensemos que en las relaciones algo más estables, el desgaste del Aries es superior y no puede mantener eternamente ese máximo de supuesta frialdad.

Aunque en el ligue pueden enamorarse de la pareja, su amor nunca es definitivo, ya que son capaces de enamorarse tantas veces como sea necesario.

A no ser que quien tenga delante le proporcione emoción y sorpresas continuamente. En ese caso el noviazgo pasa a ser un “deporte de aventura”.

ARIES6

LA VIDA SEXUAL DEL SIGNO

Aries es por encima de todo un signo de aventura, virilidad y autoafirmación, de ahí que cuando entra en el terreno de lo sexual, lo haga con toda la plenitud del que sabe y conoce, aunque ello no sea así.

Quien pertenece a este signo nos puede sorprender un buen día diciéndonos que ha descubierto una nueva manera de hacer el amor, aunque en verdad posiblemente haga escasos minutos haya leído una extraña postura en un libro del Kamasutra.

La aventura del sexo es para Aries una parte más de su vida y posiblemente no se conforme con lo de siempre, buscando continuamente los sentidos físicos más que las sensaciones psíquicas del acto.

En función del carácter, este comportamiento se puede extrapolar incluso a tendencias un tanto violentas y en el peor de los, casos sadomasoquistas.

Las personas nacidas bajo Aries deberían potenciar al máximo el preludio y el desarrollo del acto sexual, en lugar de estar pendientes de la llegada al orgasmo, ya que muchas veces, éste parece ser el único objetivo de una, casi siempre, sudorosa y gimiente batalla entre las sábanas.

Por cierto, lo de las sábanas para Aries es más una parábola que una realidad, ya que lo suyo es buscar lugares amatorios no precisamente originales pero sí, dotados de una cierta peculiaridad, por lo que si un día oye usted suspirar detrás de la puerta de un probador de unos grandes almacenes, ya puede imaginar quién hay detrás, “el mismo que ayer pillaron en el ascensor”.

 

LAS CRISIS AMOROSAS Y LA INFIDELIDAD

Los Aries no son celosos por naturaleza, pero cuando las sospechas surgen, tratan de autoconvencerse de que no hay motivo para tener celos, ya que su perfección se lo prohíbe.

“¿Cómo es posible que se haya fijado en alguien diferente a mí?” o “¿Es que ésta persona no se da cuenta que no puede competir conmigo?”; son frases que le nacerán como sensación de autoseguridad, pero al vivir en un mundo de confusiones emocionales y miedos, el Ariano casi siempre tendrá sospechas.

Los Aries son francos por naturaleza, y esta gran cualidad es la que les empuja a actuar de una forma muy especial ante la sospecha de celos, por ello es muy posible que en una cena y tras preguntar a su pareja si prefiere vino blanco o tinto, termine la frase diciendo:

“ya sé que no hay ningún problema entre nosotros, pero ¿no me estarás siendo infiel?”. Es decir, actuará con rapidez y poca diplomacia.

Esta poca diplomacia le es muy perjudicial y en más de una ocasión puede acarrearle muchos disgustos.

Como estamos ante un signo que en principio es fiel por naturaleza, vemos que también exige lo mismo de su compañero/a, por eso cuando descubre la infidelidad reacciona con obstinación y violencia, pudiendo llegar en determinadas circunstancias a cometer actos lamentables, fruto de su ira.

Hay que destacar que los Aries pueden llegar a pensar en el suicidio si son abandonados, pero siempre se trata de un pensamiento que difícilmente materializarán, por eso es más fácil que lo anuncien sin tener la más mínima idea de llevarlo a cabo.

 

COMPATIBILIDADES E INCOMPATIBILIDADES

Ligue: Aries puede ser deslumbrado por Leo y mantener con este signo un ligue pasajero, que durará dependiendo del grado de libertad que Leo esté dispuesto a concederle.

También puede ligar con Sagitario, pero aquí el ligue puede ser más duradero.

Con Virgo no funcionará y con Escorpio se intentarán ligar mutuamente para ver quién puede más.

Capricornio será indiferente ante un Aries todo fuego, y con

Acuario no coincidirán en el tiempo que quieren vivir y difícilmente en los lugares que frecuentan.

Pareja: Dos Aries juntos pueden convivir perfectamente, se diría que forman la pareja ideal.

Con Sagitario se entenderá y estará dispuesto a dejarlo todo para irse con este signo al fin del mundo.

La pareja fracasará con Cáncer, y con Libra se pueden producir conflictos de continuidad.

Virgo le irrita tanto a Aries que cualquier pareja será inútil.

Y con Leo la continuidad dependerá de la actitud de este signo, de su autoritarismo y la libertad que esté dispuesto a conceder a Aries.

Sexo: Con Leo se puede producir una relación que perdure durante mucho tiempo y en la que ambos estén plenamente satisfechos.

Con Virgo también puede darse este caso, pero con el inconveniente de que entre estos dos signos sólo habrá una relación de sexo, y fuera de estos, con el resto de los signos no funcionará. Mientras que con Virgo es difícil que exista sexo.

Con Libra se dará el caso de que, como son signos complementarios, esta relación funcione muchas veces a las mil maravillas, aunque no se pueden hacer excesivas ilusiones.

Con Géminis es muy difícil porque Aries lo considera superficial y cambiante, o sea que no hay posibilidades.

←EL AMOR Y LOS SIGNOS DEL ZODIACO

←LA FE EN LAS CIENCIAS OCULTAS