El Alma Retrospectiva

 

El alma retrospectiva

El alma retrospectiva es probablemente uno de los signos más incomprendidos, si no el que más, de todos los signos del alma, principalmente a causa de su verdadera dificultad para verse a sí mismo como realmente es, ya que se ve cegado y atrapado por sus emociones.

Extremadamente tozuda e impulsada por sus emociones, aprender y crecer supone un doloroso proceso para el alma retrospectiva. Incomprendida, y a menudo injusta y severamente juzgada por los demás, es necesario que el alma retrospectiva sea verdaderamente valiente para abrir los ojos, para aceptar quién es y por qué se comporta del modo en que lo hace, pero cuando eso sucede, la flor que es su espíritu brilla con una belleza deslumbrante.

Obstinada y en cierto modo intransigente, como todos los signos de fuego, el alma retrospectiva se enfrenta a la lucha vital más difícil de los trece tipos de almas, lo cual tiene una simple explicación.

Esta alma anhela verdadera e intensamente la perfección. Siente la necesidad de que todo sea perfecto: un matrimonio perfecto, un hijo perfecto, un trabajo perfecto, una mascota perfecta, una vida perfecta. Pero casi todos sabemos que la vida no es así.

Al comienzo de cualquier relación, el alma retrospectiva tiende a verlo todo de color de rosa, creyendo que esa nueva persona, esa nueva situación, será perfecta. Inevitablemente, el alma retrospectiva se verá decepcionada una y otra vez. Se sentirá defraudada e incompetente y a menudo culpará a los demás, incapaz o poco dispuesta a asumir que quizá tenía unas expectativas demasiado altas.

2-1

LOS RASGOS DEL CARÁCTER DEL ALMA RETROSPECTIVA

Extremadamente idealista, trabajadora, una superviviente; puede ser amable y considerada cuando busca atención y aprobación, aunque esta alma se debate constantemente con los sentimientos de inseguridad. Se toma las cosas como algo personal y se preocupa por todo.

Tiende a mirar hacia el pasado continuamente, aferrándose a viejas penas y heridas, y puede resultarle difícil separar el pasado y el presente. Es extremadamente sensible y, por lo tanto, se la hiere con facilidad. Es propensa a la decepción y a menudo le cuesta mucho ser positiva; puede mirarse demasiado el ombligo y, a causa de su fijación con las experiencias negativas pasadas, si no tiene cuidado puede convertirse en una persona insatisfecha.

En los primeros encuentros, el alma retrospectiva abrigará grandes expectativas, puede tener momentos de gran perspicacia y sensibilidad, pero quizá más tarde sea tachada por algunos de ermitaña o avestruz porque esconde la cabeza en la arena, a menudo como una forma de negación, y tiende a repetir errores pasados.

Le cuesta expresar sus sentimientos a menos que sea mediante invectivas provocadas por las emociones. Puede utilizar los problemas de salud como excusa por su mala conducta.

Posee dos caras opuestas: por un lado es bondadosa, comprensiva, de naturaleza afectuosa y, a causa de su gran necesidad de ser indispensable se preocupará por ayudar a los demás, especialmente a los que no forman parte de su familia, puesto que aún no le han decepcionado.

Pero, por otro, dentro de la familia tiende a quedarse enganchada en esa decepción, y por su necesidad de tener el control puede llegar a crear rivalidades entre hermanos como medio de controlar a la familia. Demuestra una dificultad particular con los hijos de su mismo sexo: madre/hija, padre/hijo. Si esta alma no madura, tiende a ser más infeliz a una edad avanzada.

 

LAS RELACIONES Y EL ALMA RETROSPECTIVA

Puesto que se trata de una persona muy necesitada, resuelta y a menudo obstinada, que de un modo inconsciente está en constante búsqueda de la perfección y una idealista, al alma retrospectiva puede resultarle realmente difícil alcanzar la felicidad personal.

Tal vez necesita a alguien que vea a través de un cristal color de rosa su bondad interior. Si madura, no obstante, el alma retrospectiva puede convertirse en una de las más poderosas y atrayentes de nuestro cúmulo de almas.

Superando las decepciones y comprendiendo su verdadera naturaleza, trabajará duramente para conseguir que sus relaciones funcionen, y alcanzará esa felicidad que tan desesperadamente necesita y merece.

PELIGROS: Culpar a los demás por las cosas que no funcionan, negando su propia responsabilidad; necesitar la perfección, y por lo tanto ponerse a sí misma y a los demás en esa situación insostenible de decepción continua.

2-2

LA CANCIÓN DEL ALMA RETROSPECTIVA

El alma retrospectiva, un signo de fuego, se corresponde con el Cyclamineus. «Para ayudarles a ver», dice la canción, y a medida que estudio más a fondo al Cyclamineus, realmente lo veo con más claridad.

Si existe una imagen que pueda ilustrar una historia, es ésta. Con el aspecto de haber sido azotada por el viento, la flor cuelga hacia abajo, mostrando la lucha del alma retrospectiva. Sin embargo hay algo sutil, raro y hermoso en estas flores de un amarillo intenso que constata el potencial del alma retrospectiva con la madurez.

 

←¿QUÉ ES? NUESTRA ALMA  Y ¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

←LA FE EN LAS CIENCIAS OCULTAS