El Alma Buscadora

 

El alma buscadora

La buscadora puede ser una persona un tanto inaccesible, porque en su interior existen muchas cosas que les cuesta compartir. Este signo del alma es una maravillosa compañía en una fiesta, puesto que tiene mucho que decir y suele estar bien informado.

Del grupo de energía del agua, el alma buscadora actúa por la necesidad de evaluar y llegar a un acuerdo. Normalmente hará lo que desee, pero tratará de sopesar una situación siguiendo sus propias ideas y de llegar a algún acuerdo con los demás. Podrá emprender y justificar sus acciones, pero normalmente intentará ofrecer algo a cambio.

alma-buscadora

LOS RASGOS DEL CARÁCTER DEL ALMA BUSCADORA

Inquisitiva, le gusta probar cosas nuevas, no teme hacer preguntas o mostrar curiosidad. A menudo alberga dudas, pero no lo demostrará; puede tener problemas de autoestima.

De principios y con autodominio, puede parecer impasible, desapasionada o distante, pero sobre todo mantiene la cabeza fría. Extremadamente introspectiva, internamente puede criticar a los demás. Racional, intuitiva, conceptual, deductiva y analizadora, discutidora y agresiva cuando se ve presionada. Mentalmente despierta, puede ser idealista y le gusta experimentar.

Aplicada, le encantan los retos. Buena negociadora. Le encantan los libros y la música, le gustan las películas y las artes y el compañerismo. El alma buscadora puede cuestionar en su interior las acciones de los demás, pero no las propias; tiende a dar lecciones de autoridad moral.

Codiciosa en su búsqueda del conocimiento, recopila hechos, incluso los más triviales. Se ve a sí misma como filósofa y es filosófica en cuanto a su pensamiento; podría ser una buena maestra, pero no se implicaría emocionalmente con los alumnos.

En general es hábil expresando y comunicando conocimientos pero le cuesta exteriorizar sus sentimientos y emociones. Se considera a sí misma una intelectual, y le gusta relacionarse con gente seria e inteligente.

Generalmente conoce y alterna con mucha gente, pero tiene pocos amigos íntimos. En la juventud, el alma buscadora tenderá a utilizar a personas y situaciones en su provecho, a veces sin tener en cuenta los sentimientos de los demás. La madurez puede cambiar este aspecto, y de hecho lo hace.

 

LAS RELACIONES Y EL ALMA BUSCADORA

Las implicaciones personales asustan a esta alma, que rara vez dará el primer paso. Es necesario un tipo de alma discretamente decidida para conseguir que se comprometa, y su ego intelectual es el camino a su corazón. Una vez atrapada, el alma buscadora será un buen cónyuge/proveedor y se tomará su papel seriamente.

PELIGROS: Cerrarse, mostrarse distante o reservada. La madurez puede cambiar este aspecto, pero sólo si hace un gran esfuerzo por su parte.

11-1

LA CANCIÓN DEL ALMA BUSCADORA

El alma buscadora, un signo de agua, se corresponde con el Bulbocodium y, al igual que dicha flor, con sus variedades e híbridos, el buscador, como dice la canción, «es raro y salvaje».

La flor muestra la necesidad del alma que representa de apartarse de los demás, siempre buscando, distinta, pero con la necesidad de formar parte del cúmulo de almas, de nuestro jardín de almas.

 

←¿QUÉ ES? NUESTRA ALMA  Y ¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

←LA FE EN LAS CIENCIAS OCULTAS