DESACUERDO EVANGÉLICO.

5-Sol invictus (22-25 de diciembre, celebración del nacimiento de Cristo en el s IV. Relieve s. III a.C-metirta.online

Sol invictus (22-25 de diciembre, celebración del nacimiento de Cristo en el s IV. Relieve s. III a.C.

En favor de Lucas puede aducirse que Mateo sitúa también el nacimiento de Jesús en Belén. Sin embargo, en su contra, los demás evangelistas más bien parecen estar en la posición de atribuir su origen a la otra población, ya que siempre lo citan como Jesús de Nazaret. Más allá de eso, cualquier conclusión adicional a partir de estos dos últimos Evangelios es indirecta, ya que ni Marcos ni Juan narraron los acontecimientos de la venida al mundo de Jesús, sino que prefirieron centrarse en su actividad pública como profeta adulto. Eso sí, hay algunos pasajes curiosos, especialmente en el Evangelio de San Juan, como uno en que Felipe y Bartolomé (luego apóstoles) hablan sobre el encuentro del primero con Jesús y el segundo le replica: «¿De Nazaret puede haber cosa buena?». La respuesta de Felipe es sencilla: «Ven y lo verás». El segundo pasaje llamativo de San Juan, que parecería abonar la tesis nazarena, es una discusión entre el gentío, que se enzarza sobre el carácter de Mesías de Jesús, y en el que los no dispuestos a admitirlo utilizan como argumento precisamente su origen, planteando estas preguntas: «¿Acaso va a venir de Galilea el Cristo? ¿No dice la Escritura que el Cristo vendrá de la descendencia de David y de Belén, el pueblo de donde era David?». No consta en el texto de Juan que los partidarios de Jesús les replicaran sobre este asunto. Seguramente, no hay que hacerse muchas ilusiones de que la patria chica del Salvador pueda llegar algún día a dilucidarse con seguridad, porque, como acabamos de ver, ¡ya era un asunto polémico en vida de Jesús!

 

←LOS ORÍGENES E INFANCIA DE JESÚS