Las Miniaturas Medievales

LAS MINIATURAS MEDIEVALES

La traducción de los textos bíblicos al latín a finales del16-1
siglo IV y la posterior aparición del monacato
contribuyeron a que en la sociedad medieval la Biblia se convirtiera en la más influyente fuente de pensamiento.
El latín era la lengua habitual del imperio, y los
monasterios se convirtieron en auténticos talleres de ilustración de textos bíblicos.
En los monasterios de toda Europa se crean unas
excelentes escuelas de miniado que constituyen de por sí una floreciente manifestación artística.
En la península Ibérica, las ilustraciones de los libros sagrados adquieren un notable auge y una excelente calidad. Buena prueba de ello son las ilustraciones de los llamados beatos, miniaturas generalmente mozárabes que adornan los textos bíblicos.16-2
Entre los beatos sobresalen las ilustraciones que el Beato de Liébana hizo en el siglo VIII al libro del Apocalipsis. Este códice influyó notablemente en otros muchos, entre los que se encuentran el Beato de San Millán de la Cogolla, el Beato de la Seo de Urgel y el Beato del Burgo de Osma, los tres realizados entre
los siglos X y XI.
Entre las biblias con ilustraciones de gran colorido y riqueza
ornamental se encuentran la Biblia visigótico-mozárabe, de mediados del siglo XI, que se conserva en San Isidoro de León, y la Biblia de Ávila (siglo XII).

16-3

 

←LA VIDA DE JESÚS