Del Arte Imperal Al Arte Bizantino

DEL ARTE IMPERIAL AL ARTE BIZANTINO

Durante el siglo IV, el cristianismo pasó de ser una religión perseguida a convertirse en la 17-1religión oficial del imperio. Esto trajo consigo una nueva forma de manifestarse. Los lugares en los que se reunían los cristianos dejan de ser humildes edificios y se convierten en suntuosas basílicas. Estos hechos hicieron que tanto los materiales que se utilizaron como la selección de los temas y la realización de los mismos cambiaran radicalmente. La representación
de Cristo como Buen Pastor y como Filósofo va
dejando paso a la de un Cristo victorioso, lleno de
majestad y de poder. La cruz sobre la que fue clavado deja de ser un instrumento de dolor para convertirse en un cetro de gloria y autoridad.

17-2A la caída del Imperio romano de Occidente, Bizancio se convirtió en heredero del arte clásico, al que revistió de las características propias del arte oriental. El resultado fue que las escenas bíblicas se someten
a unas reglas muy estrictas, pero condicionadas por las
características propias del17-3
arte oriental, cargado de símbolos. Así, frente a las leyes de la perspectiva, se prima la importancia jerárquica del personaje. A la divinidad se le aumentan sus proporciones y se la dispone sobre un fondo dorado, identificándose el color con el
espacio divino.

17-4

 

Los miles de iconos
-pinturas sobre tabla-,
y de mosaicos que
adornan las basílicas de
Oriente son un claro ejemplo de la pujanza de esta forma de expresión artística que llega hasta nuestros días.

 

 

 

←LA VIDA DE JESÚS