¿CUÁNDO NACIÓ REALMENTE?.

2-La Purificación de María Giotto-metirta.online

La Purificación de María. Giotto.

Hoy podemos decir sin asomo de duda que Jesús nació antes de Cristo. Esta afirmación es tan juego de palabras como verdad cronológica. Debido a un error en el cálculo realizado en la Edad Media para fijar el inicio de la era cristiana, ésta quedó marcada en el año 754 desde la fundación de Roma, cuando lo correcto hubiera sido situarla como máximo cuatro años antes, que además es el año en que murió Herodes el Grande. Este punto de referencia del fallecimiento del rey se basa en una afirmación de San Mateo en su Evangelio, que sitúa la muerte de Herodes durante la huida a Egipto de José y María con su hijo recién nacido. Y es su deceso lo que facilita que retornen a Galilea: “Ya han muerto los que buscaban la vida del niño”, le dice a José el ángel del Señor.

El error de cálculo lo cometió el monje balcánico Dionisio el Exiguo, que en el siglo VI aplicó un sistema un tanto pedestre para obtener la fecha del llamado anno domini (año del Señor). Su método era ir contando hacia atrás el número de años de reinado de cada emperador romano, y una de sus equivocaciones fue “olvidarse” cuatro años en los que Augusto había reinado como Octavio. Otro error importante fue el de omitir el año 0. Dicho esto, la fecha más probable para el nacimiento de Jesús es la de los años 7 o 6 antes de Cristo, que es cuando se ha calculado que pudo tener lugar el famoso censo de la población judía ordenado precisamente por Herodes. Hay otros datos distintos que se han aportado para intentar precisar al máximo la fecha. El más significativo es buscar acontecimientos astronómicos que se puedan relacionar con la aparición de la “estrella de Oriente” que guía a los Reyes Magos hasta el portal de Belén. Este fenómeno celeste pudo ser una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis que se produjo tres veces durante el año 7 a.C., la última de ellas precisamente en el mes de diciembre.

 

←LOS ORÍGENES E INFANCIA DE JESÚS