CREENCIAS Y COSMOVISIÓN DEL CRISTIANISMO. LA BIBLIA.

Palabra de Dios

La Biblia (del latín biblia, y ésta del griego biblia, «libros») es una recopilación de escritos en los que se revela Dios. Aunque escrita por hombres, la Biblia se considera palabra de Dios y es uno de los elementos centrales de la religión cristiana, llamada también «religión de libro». La Biblia consta de dos partes: el Antiguo y el Nuevo Testamento.

El Antiguo Testamento (de época precristiana) abarca los cinco libros de Moisés, los libros de los profetas y los salmos. En lo referente al contenido, coincide en gran parte con el Tanaj judío, aunque la disposición de las distintas partes es diferente.

44-san-jeronimo-metirta.online

San Jerónimo (hacia 347-349) tradujo la Biblia del hebreo al latín en el siglo IV.

El Nuevo Testamento se compone de los cuatro Evangelios (san Marcos, san Mateo, san Lucas y san Juan, algo más tardío), los cuales surgieron entre los años 50 y 70 e informan sobre la vida de Jesús. Incluye, además, epístolas (de san Pablo, entre otros) y concluye con el Apocalipsis de san Juan (también llamado Revelación), una descripción alegórica del Juicio Final.

45-biblia-gutemberg-metirta.online

Una impresión de la primera Biblia en alemán, la Biblia de Gutenberg, con anotaciones a mano y correcciones de Lutero, su traductor.

También existen otros libros, los llamados Apócrifos, que no se incluyen en el canon de los libros cristianos. En ellos, se puede encontrar a menudo información adicional muy reveladora de la época y de las condiciones en que surgió la Biblia, que pueden facilitar mucho su comprensión.

Septuaginta y Vulgata

Originariamente, la Biblia se redactó en tres idiomas: hebreo, arameo y griego antiguo. Por tanto, quien quería leerla debía conocer o <<prender alguna de esas tres lenguas. Para hacerla accesible a un mayor número de personas, los judíos helenistas de Alejandría comenzaron a traducir la Biblia al griego, lo que dio lugar (siglos a.C.) a la llamada Septuaginta («setenta» en latín). No constituye una traducción uniforme, y algunas partes fueron modificadas con respecto al original para que los lectores helenísticos pudieran comprender mejor su significado.

46-trento-metirta.online

En el Concilio de Trento (1545-1563), la Iglesia católica confirmó la Vulgata (la Biblia latina) como versión auténtica y vinculante. Los libros que no están incluidos en el canon cristiano se denominan Apócrifos («libros ocultos»).

La Vulgata («divulgada» en latín) es la versión latina de la Biblia. Apareció a finales del siglo IV como traducción del texto original hebreo y pronto eclipsó en Occidente a la Septuaginta. Allí fue, durante mucho tiempo, la única versión válida de la Biblia. En el siglo XVI, en el marco de la Reforma, Martín Lutero tradujo la Biblia al alemán en tan sólo once semanas; este trabajo lo llevó a cabo durante su estancia en Wartburg.

 

←EL CRISTIANISMO