BUDISMO – Leyendas en torno a Buda, el Iluminado.

Estado histórico de la cuestión

No se tienen referencias certeras sobre la vida de Buda. Las numerosas biografías existentes —incluidas las que reivindican relatar su vida real— no se escribieron hasta mucho después de su muerte. No obstante, corroboran una serie de sucesos.

 

La concepción sobrenatural

Al igual que Jesús, Buda fue engendrado por un dios. Con ese fin, el Señor de los tres mundos descendió del cielo en la figura de un joven elefante blanco de seis colmillos y penetró en el cuerpo de la mujer por su costado derecho. La reina Maya, la madre de Siddharta cuenta al respecto: “Fue una sensación de dicha física y alborozo anímico que me sumió en un éxtasis profundo»

 

Nacimiento y educación del príncipe Siddharta

En ocasión del nacimiento de su hijo, sabios de todos los confines del país le profetizaron al rey Shuddhodana: «El príncipe será un gran hombre, un rey con soberanía universal, en un reino de justicia. Dará al mundo una nueva ley, una ley mejor. Constituirá un imperio de paz hasta los límites del océano. Todos los pueblos serán felices bajo su soberanía». El rey quiso evitar a Siddharta todo lo penoso, lo feo o lo desagradable.

2-Ceremonia de iniciación donde los jóvenes monjes se visten en parte como Buda-metirta.online

Ceremonia de iniciación donde los jóvenes monjes se visten en parte como Buda

Lo mimó y satisfizo todos sus deseos. Al cumplir los once años, el joven recibió el cordón sagrado, que significa un segundo nacimiento espiritual. Según los brahmanes, «El hombre ha de nacer dos veces: una vez de las entrañas de su madre, la otra fruto de la educación y la doctrina».

 

Las cuatro salidas

Diversas leyendas cuentan que Buda tomó la decisión de abandonar el mundo protegido de su padre después de haber realizado cuatro salidas. En la primera, Siddharta salió por la puerta oriental de la ciudad y se encontró con un anciano. La visión de la vejez le sobrecogió: el vigor y la fuerza estaban allí, los sentidos se habían deteriorado. Siddharta se sorprendió al descubrir por el anciano que la vejez y la debilidad forman parte del destino de todos los hombres: un cuerpo sano no tiene durabilidad, empieza a deteriorarse tan pronto como llega al mundo.

3-Anciano don el Buda se encontró-metirta.online

Anciano.

En la segunda salida, Siddharta abandonó la ciudad por la puerta sur. Allí encontró a un hombre aquejado de una enfermedad. El príncipe llegó a la conclusión de que toda suerte es engañosa y que el padecimiento domina el mundo. Su tercera salida condujo a Siddharta a través de la puerta occidental, donde se topó con una comitiva mortuoria. Hombres apenados y llorosos rodearon al príncipe. Éste se dio cuenta de que la vida no es eterna. En su cuarta y última salida, Siddharta cruzó la puerta norte de la ciudad. Un monje mendicante de ánimo armonioso se cruzó en su camino —había renunciado a todo y desde entonces buscaba su paz interior en el desarraigo—. El príncipe quedó profundamente impresionado.

 

Siddharta abandona a su familia

Durante su juventud como príncipe, Siddharta había disfrutado de las comodidades de su casa paterna pero, después de haber visto en otros la vejez, la enfermedad, el padecimiento y la muerte, empezó a cuestionarse su vida: « ¿Y si yo, que he conocido el mal de la vejez, la enfermedad y la muerte, buscara la liberación total, la paz más excelsa, el nirvana? Me rasuré el pelo y la barba, me atavié con el hábito amarillo de los ascetas y cambié mi casa por una vida sin hogar». Así, dejó atrás palacio, mujer e hijo y anduvo de un lado para otro como asceta en compañía de sus discípulos durante seis años.

 

El asceta

Siddharta tuvo dos maestros y guías ascetas. Siguiendo su ejemplo, se mortificaba, rehusaba la comida y la bebida y renunciaba a cualquier cosa placentera. Como consecuencia de un sueño, abandonó el riguroso ascetismo, volvió a comer, y se dio cuenta de la inutilidad de toda mortificación.

4-Buda recibe la iluminación debajo de una higuera-metirta.online

Buda recibe la iluminación debajo de una higuera

A partir de entonces, fue consciente de que no hallaría la verdad en la dura vida ascética sino en lo más profundo de sí mismo. Meditó y liberó su espíritu por medio de una forma atenuada de ascetismo. La iluminación, ahora lo sabía, se encontraba en un camino intermedio, no en uno extremo.

 

La muerte de Buda

Tras su iluminación, Buda se dirigió hasta la ciudad india de Benarés (hoy Varanasi), donde predicó un importante sermón («Discurso de la puesta en movimiento de la rueda de la doctrina»), que forma parte de los textos canónicos más importantes del budismo. En los siguientes cuarenta años, Buda se dedicó a impartir sus enseñanzas y, con ayuda de amigos de la nobleza, construyó monasterios y comunidades (sangba).

5-Asceta-metirta.online

Asceta

A la edad de ochenta años, decidió morir en Kushinagra. Su lecho mortuorio lo preparó entre dos árboles. Meditando, su espíritu se extinguió definitivamente en el nirvana, como hoy aún siguen practicando, de manera consciente, muchos monjes tibetanos al final de su vida.

 

La doctrina de Buda

Buda predicó: «Reconocedlo, el origen del sufrimiento en el mundo es la sed de renacimiento, la sed de satisfacer los cinco sentidos externos e internos, la sed de no existir». Para ponerle fin, él habla del «Óctuple noble sendero»: correcto entendimiento, correcto propósito, correcta palabra, correcta acción, correcto modo de vida, correcto esfuerzo, correcta atención, correcta concentración. Además, predicó cinco preceptos para la vida cotidiana: «Tened compasión y respetad hasta la forma de vida más pequeña. Dad y recibid con franqueza, pero no aceptéis nada indecoroso. No mintáis nunca, aunque os parezca que la situación lo disculpa. Evitad los productos nocivos. Respetad a vuestras mujeres y no cometáis actos inmorales».

 

Yana

Buda exigía un continuo desligarse de las sensaciones corporales, las pertenencias, las imágenes y las ideas. Yana, vocablo sánscrito para referirse a «budismo», significa «vehículo» o «transbordador».

6-Meditación de Buda entre dos árboles y ascenso al nirvana-metirta.online

Meditación de Buda entre dos árboles y ascenso al nirvana

Su doctrina conduce a la salvación, a la ruptura de ataduras, a la renuncia del mundo. Quien sigue el camino del budismo debe recorrerlo por sí mismo. No hay ningún dios, y la recompensa es un eterno irse extinguiendo.

 

←BUDISMO

←RELIGIONES DEL MUNDO