BUDISMO – Creencias y cosmovisión del budismo Los cinco Skandhas.

28-El sueño.metirta.online

El sueño

Las Cuatro nobles verdades de Buda

Toda la existencia es penosa y poco satisfactoria. Todo es sufrimiento, porque el ser humano siempre busca algo que no puede encontrar en el mundo de los sentidos y de las experiencias. Por ello, todo es padecimiento: el nacimiento, la enfermedad, la muerte y los cinco agregados —o cinco Skandhas— que definen la personalidad.

 

Los cinco Skandhas: un modelo de personalidad budista

Con los cinco Skandhas (tibetano «grupo, agrupación») se hace referencia a los cinco agregados que definen a la persona. Tan pronto como alguien percibe en sí estas distintas facetas, trabaja en reconocer que todas las ideas de sí mismo como persona no son más que ilusión. El yo no es duradero. Como el ser humano en general (y en particular el occidental) cree en una verdadera unidad de la personalidad, fija esto en una imagen determinada de sí mismo. Cuando uno reconoce que la idea de una unión de la personalidad de tales características no es más que una simplificación convencional, se libera de esa convención y es, de acuerdo con el budismo, libre.

29-Fuego parte de la corporiedad casual.metirta.online

Fuego parte de la corporiedad casual.

  1. Corporeidad (rupa)

El budismo entiende por «corporeidad» todas las cosas que se pueden percibir con los órganos sensoriales, y diferencia entre «corporeidad causal», es decir, los cuatro elementos (tierra, agua, fuego, viento), y «corporeidad lograda»: los cinco sentidos (oído, olfato, gusto, vista y tacto) con los correspondientes cinco objetos de los sentidos (sonido, aroma, sabor y objetos visibles y palpables), así como la corporeidad para la conciencia mental

  1. Sentimientos o sensaciones (vedana)

El rasgo más destacado de los sentimientos es la experiencia o vivencia. El budismo distingue tres tipos de sentimientos: los agradables, los desagradables y los neutros, referidos tanto al cuerpo como a la mente. Los sentimientos mentales se experimentan, por ejemplo, en la meditación. La ausencia de miedo, la felicidad y la compasión se califican como sentimientos absolutos, pues se corresponden con la naturaleza de la mente. Todos los demás sentimientos son relativos, pues son resultado de condicionantes diversos.

  1. Percepción (sana)

Este Skandha destaca especialmente, ya que la percepción tiene gran importancia para el desarrollo de las visiones del mundo o puntos de vista. En este caso se trata por un lado de una percepción sin nombre —cuando algo no se puede definir— y por otro de una percepción con nombre, para poder designar y juzgar moralmente algo.

  1. Factores mentales o estados (sankhara)

Estos ser imponen de seis grupos distintos de sucesos mentales, que a su vez también se subdividen. Por factores mentales se entiende todos los estados positivos, negativos y variables de la mente. Existen cinco «factores omnipresentes» que acompañan a toda experiencia mental, entre los que se cuentan la intención o el contacto; cinco «factores unívocos», que dirigen la mente a objetos determinados, como la ambición, el aprecio o la atención; once «factores positivos», como la confianza, la vergüenza o el respeto; seis trastornos principales, como la ignorancia, la codicia, el odio; veinte trastornos secundarios, como la hostilidad, el rencor o el resentimiento; cuatro «factores variables» que pueden ser positivos o negativos, como el sueño o el pesar. En el budismo theravada se enumeran un total de 47 factores, y en el mahayana 51, que a su vez se pueden seguir subdividiendo.

30-Meditación.metirta.online

Meditación

  1. La conciencia (vinnana)
  2. Aquí se distinguen los aspectos reales de la conciencia (hombre, mujer, casa) de aquellos otros que son más bien abstractos (alma, amor, odio). Siempre hay una conciencia que percibe todos los objetos, los define y los reconoce como cosas o no cosas. En el budismo theravada, y en parte también en el mahayana, la conciencia se subdivide en seis aspectos: los cinco tipos de conciencia sensorial y la conciencia mental.
  3. La causa del sufrimiento es el deseo. El hombre ansía el placer, el ser y el dejar de ser. Este deseo, calificado de sed, ata a los seres al ciclo de la existencia, Samsara, la rueda de la vida y de la muerte

III. Sin deseo no hay sufrimiento. Fin del mundo.

  1. El medio para lograr esto es el Óctuple noble sendero.
31-Representación del Samsara.metirta.online

Representación del Samsara.

El ciclo de los renacimientos

Los conceptos fundamentales del budismo son: Samsara, karma, Maya y Dharma. Samsara es el rodar eterno de la vida: mediante la muerte y el renacimiento los seres de este mundo cambian su apariencia. Pese a todas las defunciones, la muerte no existe en el budismo. Se trata más bien de una transformación de lo existente, porque con cada muerte la vida adopta nuevas formas. Karma pertenece al curso vital. Lo que en esta vida queda sin resolver fuerza un renacimiento. Las obras buenas tienen un renacimiento mejor que las malas. Sólo quien alcanza la liberación puede librarse del Samsara y no vuelve a renacer. Esa persona alcanza la ingravidez en un lugar de excelsa claridad y serenidad inerte: en el nirvana. El nirvana es un estado, una extinción dichosa. Maya es el estado engañoso del mundo. Maya es falacia, un velo que separa lo real de lo no real. Desgarrarlo y poder reconocer los engaños del mundo es parte del camino que han de recorrer las personas. Buda se abstuvo de hablar de Dios. En su lugar transmitió el Dharma, la ley absoluta, universal. Quien acompasa su karma al Dharma alcanza el nirvana.

 

←BUDISMO

←RELIGIONES DEL MUNDO