ANÁLISIS DEL PALO DE COPAS – LAS FIGURAS DE COPAS.

LAS FIGURAS

Si sale en posición normal se sentirá admirado por la persona amada. En posición invertida, el consultante sentirá irresistible inclinación por alguien.

Sota de Copas

Representa una persona pausada, reflexiva, ponderada, artística, creativa, amable,  romántica y soñadora. En consonancia con el testo de la tirada: un mensajero que es portador de noticias inesperadas (anuncia un nacimiento o compromiso de bodas).en su sentido negativo Individuo egoísta, déspota y perezoso, dado a las mentiras y murmuraciones nocivas.

Derecha: un nuevo amor que le hará olvidar los amoríos pasados.
Invertida: alguien pretenderá engañarle.

Caballo de Copas

Describe una persona considerada e inteligente, pero soñadora y fácilmente guiada o decepcionada. En relación con el resto de naipes de la tirada: propuestas, invitaciones, ofertas y oportunidades. En su aspecto negativo nos dará un sujeto perezoso y embustero congénito. Con relación a las cartas que lo acompañen: superchería, malversación y estafa.

Si la carta sale en posición normal, un idilio afortunado.
Si sale invertida, un matrimonio feliz.

Reina de Copas

Es una mujer imaginativa, afectuosa y dotada, pero carente de sentido común. Muy intuitiva, pero fantasiosa y fácilmente influenciable con el entorno, acontecimientos y «atmósferas». En un sentido negativo nos da una mujer de escasa confianza de la que en modo alguno se puede depender de sus opiniones, ilógicas y faltas de razón y criterio. Una fémina con tendencia a la histeria.

Derecha: encuentros agradables; si el consultante es mujer, un hombre rubio.
Si sale invertida un cambio en la situación laboral.

Rey de Copas

Representa a un hombre de empresa o leyes. Hábil negociador, amable, considerado y responsable, y ambicioso con una amplia inteligencia y agilidad mental, pero en su aspecto más negativo nos da un sujeto deshonesto y nada escrupuloso, de dualidad mental. Psicótico. Violento y traicionero.

←ANÁLISIS DEL PALO DE COPAS

←SOBRE EL TAROT – POR BELINDA CARLOTA CURTICHS

← EL TAROT DE HOY