7.- LAS MÉDULAS.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DESDE 1997

 

Paraje insólito, Las Médulas son un original conjunto paisajístico, fruto de la actividad minera aurífera de los romanos en los primeros siglos de nuestra era. Bellísima mezcla de monumento natural y parque cultural, no es fácil encontrar ejemplos en la naturaleza en que la acción devastadora del hombre haya creado tanta belleza.

5- Las Médulas son el resultado de la explotación minera que los romanos levaron a cabo-metirta.online

UN PAISAJE MODELADO POR LA MANO DEL HOMBRE. LAS MÉDULAS SON EL RESULTADO DE UNA EXPLOTACIÓN MINERA INTENSIVA QUE LOS ROMANOS LLEVARON A CABO EN ESTE LUGAR HACE MAS DE DIECIOCHO SIGLOS.

Ruina montium, así se denominó el tipo de minería practicada por el Imperio Romano entre el siglo I y IV de nuestra era en ciertos lugares del Imperio, según cuenta Plinio el Viejo en su Historia Natural.

6-Vista de las Médulas desde el mirador de Orellán-metirta.online

VISTA DE LAS MÉDULAS DESDE EL MIRADOR DE ORELLÁN. NO ES FÁCIL ENCONTRAR EJEMPLOS EN LA NATURALEZA EN QUE LA ACCIÓN DEVASTADORA DEL HOMBRE HAYA CREADO TANTA BELLEZA.

Frente la clásica búsqueda directa del oro en los ríos o en minas convencionales, este sistema era de una gran espectacularidad. Durante varios días se inundaba la zona escogida con el propósito de reblandecerla, produciendo así un plano de fractura. A continuación se ahuecaba una zona de forma aproximadamente esférica en el centro del monte seleccionado para producir su ruina. Se introducía agua a presión por la parte inferior de la cavidad, lo que aumentaba la compresión del aire almacenado, cuya presión subía al disminuir el volumen, de acuerdo con la ley de Boyle. Cuando la presión interior superaba la resistencia del terreno se producía la espectacular ruina montium. Como observa Plinio: “La montaña, resquebrajada, se derrumba por sí misma a lo lejos, con un estruendo que no puede ser imaginado por la mente humana, así como un increíble desplazamiento de aire”.

Para disponer del agua necesaria, los romanos construyeron una extensa red de canales (corrugi) de más de 300 km de longitud, que traían agua desde las cotas más altas de los montes Aquilianos, e incluso desde las cuencas del Sil y del Duero. El agua se recogía en embalses situados en las cotas altas de Las Médulas.

Según diversos estudios, se calcula que se removieron más de 500 millones de metros cúbicos de aluviones, y que de cada tonelada se extraían tres gramos de oro. Con estos datos se deduce que los romanos, utilizando entre 20.000 y 100.000 hombres (según algunos estudios), sacaron alrededor de 1.000.000 de kilos de oro de estas explotaciones.

Para apreciar este espectáculo natural en toda su magnitud es preciso visitar primero Orellán, donde se ha instalado un mirador desde el que se obtiene algunas de las mejores panorámicas de Las Médulas. Hay que dejar el coche en un aparcamiento y subir a pie un tramo de 700 m. Una vez arriba, es posible visitar una de las galerías excavadas en la roca y observar restos de los canales utilizados para transportar agua desde los montes Aquilianos y La Cabrera, situados a espaldas del mirador.

Ya en el pueblo de Las Médulas, de ambiente mucho más turístico, se puede visitar el Aula Arqueológica, justo a la entrada, donde se ofrecen todos los detalles del sistema de explotación a través de paneles y audiovisuales. Tras dejar a un lado la iglesia y varios mesones y restaurantes, se alcanza el Centro de Visitantes, de donde parten interesantes caminos hasta el corazón de Las Médulas.

7- Mapa de situación de las Médulas-metirta.online

Mapa de situación de las Médulas.

Si no se cuenta con mucho tiempo, merece la pena seguir el itinerario más corto que, en una hora aproximada (ida y vuelta), conduce hasta La Cuevona y La Encantada, dos cuevas artificiales. El sendero, sombreado y de escasa dificultad, permite contemplar durante casi todo el recorrido la rojiza silueta de la montaña, que emerge, como si de los picachos de una catedral se tratara, en medio de un precioso bosque de castaños centenarios.

El recorrido por las inmediaciones de Las Médulas se puede completar en el Centro de Interpretación de los Canales de la Mina, en el cercano Puente de Domingo Flórez, que se centra en los sistemas utilizados para traer el agua desde La Cabrera hasta las explotaciones auríferas.

Por último, a 4 km de esta localidad, en San Pedro de Trones, se puede ver el Museo de la Pizarra, sala etnográfica dedicada a la historia y usos de este mineral, tan habitual en la arquitectura de la comarca.

 

←PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ESPAÑA