56-TAROT UNIVERSAL (1995)

TAROT UNIVERSAL-metirta.online

TAROT UNIVERSAL (1995) En las cartas del Tarot universal se reúnen elementos de distintos orígenes, así como símbolos relacionados con muy variadas tradiciones. Por ejemplo, la carta del siete de espadas (la segunda por la izquierda de la hilera inferior) muestra, en el centro, una gran espada o daga, de diseño tibetano, que era empleada por los magos para protegerse de los demonios. Está rodeada por otras seis espadas pequeñas, que son de las comúnmente asociadas al tipo oriental. El símbolo de protección que rodea la daga es anterior a la era cristiana. La imagen de la Luna es un recordatorio de que esta carta está regida por dicho astro cuando se encuentra en la constelación de Acuario.

Esta baraja, creada por el artista estadounidense Maxwell Miller, es una reinterpretación del Tarot tradicional concebida a la luz de los conocimientos multiculturales de que dispone el hombre occidental de finales del siglo XX. El mazo consta de 74 imágenes, pues el caballero no existe, cuyos originales están pintados al óleo sobre tela.

SOLAAGUILAR-336x280px

El Tarot universal es una baraja compuesta por 74 cartas, 22 arcanos mayores y 52 menores, que contienen imágenes relativas al significado interpretativo correspondiente a cada carta. En cierto modo, puede considerarse como una puesta al día del Tarot tradicional, pues, mientras éste refleja los aspectos culturales, políticos y religiosos de una pequeña comunidad de la Baja Edad Media, el de Miller abre su campo de inspiración hacia una amalgama multicultural y multirreligiosa, con raíces en todos los ámbitos del mundo actual. Además de la correspondiente imagen, cada carta contiene (al pie) una pequeña cartela con el nombre de dicha carta y su número, que, en el caso de los arcanos mayores, aparece con numeración romana, excepto en El Loco (0). El contenido de los 22 arcanos mayores sigue la estructura del Tarot de Rider-Waite, es decir, con la inversión de las cartas de La Justicia (aquí llamada Karma), que tiene el número XI, y La Fuerza (aquí Desire = Deseo), que tiene el número VIII. Otras cartas que muestran variación en su nombre son Time (XIV, Tiempo), en lugar de La Templanza; The Revelation (XX, La Revelación, es decir, El Juicio), y The Universe (XXI, El Universo en lugar de El Mundo, aunque ese nombre es más usual en barajas modernas con el título en inglés). La simbología reunida por el autor en cada una de las cartas es muy amplia y se encuentra detallada en el libro The Universal Tarot (1996), también de Maxwell Miller. Así, la carta VIII, Desire, muestra una joven, que es una figura tomada de la cultura budista mongólica; tras ella aparecen tres budas: uno blanco, Vairocana, destructor de la ignorancia; otro verde, Amogasidi, exterminador de la mala voluntad, y Amitabha, vencedor de la lujuria. Sobre el cuerpo de la joven están marcados los siete chakras o centros de energía. Como en la carta de La Fuerza tradicional, ella también está acompañada por el león, que representa los instintos animales que no pueden ser negados, pero que deben ser dominados por la voluntad. Según Miller, el término justicia ha sido muy manipulado a lo largo de los siglos y especialmente en la segunda mitad del siglo XX, para dejarlo convertido en símbolo de juicios legales y castigos en cárceles. Por ello, cree que el término sánscrito Karma —actualmente de uso común en el lenguaje cotidiano es más apropiado para expresar el contenido de esta carta, en cuya imagen se reúnen dos antiguas tradiciones orientales: el pesado de las almas, de origen egipcio, y la idea budista de la reencarnación kármica. La idea de sustituir La Templanza por El Tiempo parte de las raíces griegas y latinas de la primera voz, ambas relacionadas con el concepto de medida, que es asociado por Miller con la idea de un preciso reloj cósmico que marca con perfección natural el paso del tiempo. La imagen tradicional de la joven que trasvasa líquidos de las vasijas ha sido reemplazada por un ángel andrógino con las alas extendidas y levantadas a los lados de su cabeza, que es la de un ibis, en alusión a Thot, señor del tiempo en la mitología egipcia, y a sus prácticas que pueden ligarse con la alquimia, ya que Thoth, como su equivalente griego Hermes, era el patrón de los sanadores y el regidor de la medicina natural. El nombre The Revelation (La Revelación) está tomando del inglés Book of Revelation con el que se conoce el Apocalipsis de san Juan, uno de los libros bíblicos que tratan de la resurrección de los muertos y del Juicio Final, nombre habitual de este arcano. El Tarot universal sólo consta de 74 cartas, ya que los arcanos menores son sólo 52, divididos en cuatro palos de 13 cartas: oros (disks), copas (cups), espadas (swords) y bastos (wands). Estas 13 cartas son 10 numerales del as al diez y tres figuras: sota, reina y rey, pues no hay caballero. Cada carta de los arcanos menores son pinturas con los símbolos del palo y el nombre al pie.

SOLAAGUILAR-728x90px

 

←LÁMINAS DE TAROTS

←HISTORIA DEL TAROT