50-TAROT BARBARA WALKER (1986)

TAROT BARBARA WALKER-metirta.online

TAROT BARBARA WALKER (1986) Las imágenes diseñadas por Barba ro Walker para su Tarot se basan en aspectos relacionados con la condición femenina. Por ejemplo, en La Luna (carta 18), las nueve gotas de sangre que rodean al astro de la noche se refieren a las nueve menstruaciones ausentes durante la gestación. En el dos de bastos (carta central de la hilera inferior), la imagen del hombre, que se mira en el agua, representa el dios sol que, en su reflejo, se convierte en el opuesto de la diosa luna, pero al mismo tiempo, ambas imágenes se convierten en aliadas en esta carta.

Este Tarot se basa en la obra The Secrets of the Tarot, de Barbara Walker, publicada en Nueva York en 1984. Las 78 cartas del mazo llevan imágenes inspiradas en religiones antiguas y en brujería, que para la autora es sólo una etiqueta empleada por la iglesia Católica para condenar una serie de ritos y devociones opuestos a las suyos.

SOLAAGUILAR-336x280px

Barbara G. Walker nació en Filadelfia (Estados Unidos) y se graduó con las más altas calificaciones en la Universidad de Pensilvania; desde entonces se ha dedicado a la investigación de muy variados temas, entre los que destacan los relativos a las religiones antiguas y a la historia de la mujer, que ha dado como resultado numerosas obras entre las que destacan The Woman’s Encyclopedia of Myths and Secrets (1983), la ya citada The Secrets of the Tarot: Origins, History and Simbolism (1984) y The Woman’s Dictionary of Symbols and Sacred Objects (1988). El interés de la autora por el Tarot y su simbología surgió del estudio de las herejías medievales y de las pervivencias de cultos europeos dedicados a una gran «diosa». Como resultado de sus investigaciones, concibió una baraja de Tarot en la que se combinan los temas tradicionales presentes en estas cartas con otros tomados de diversas mitologías clásicas, de modo que se obtiene un conjunto de imágenes de un mundo equilibrado, dominado por una espiritualidad femenina. Los arcanos mayores del Tarot Barbara Walker están numerados según el orden tradicional con cifras arábigas, desde el 0 (El Loco) al 21 (El Mundo), e incluyen el nombre en inglés, francés, italiano, alemán y español. Entre los detalles que pueden observarse en las figuras de los arcanos mayores cabe destacar la mariposa que, como en el Tarot Piamontés, guía los pasos del juglar de El Loco, que representa a Psique, el alma. Por otro lado, la mujer que representa La Justicia está sentada debajo del «ojo que todo lo ve», y está adornada con las plumas de Maat, la madre egipcia de la verdad, que pesaba el alma de los muertos. Hay que mencionar asimismo que la figura masculina de El Mago y la femenina de La Fuerza llevan el mismo sombrero con la lemniscata, indicando la analogía existente entre ambas como figuras iniciales de la primera y segunda década de los triunfos, respectiva mente. Los arcanos menores se dividen en los cuatro palos usuales (copas, bastos, oros y espadas) y constan de diez cartas numerales y cuatro figuras. El nombre de cada carta se indica, asimismo, en los idiomas mencionados, lo que facilita su identificación, en ocasiones un tanto difícil al estar los símbolos del palo integrados en la ilustración. La estructura de las imágenes de las cartas numerales parecen narrar una historia, y recuerdan el estilo de la baraja Rider-Waite. Además del nombre de la carta, las cartas numerales incluyen en la parte superior un texto, en los citados cinco idiomas, que expresa el valor simbólico de esa carta. Las figuras de los palos son Príncipe, Princesa, Reina y Rey, en lugar de los usuales Sota, Caballero, Reina y Rey, y hacen referencia a deidades y otros personajes relacionados con mitologías clásicas. Los cuatro palos de los arcanos menores están asociados, a través de los cuatro elementos aristotélicos, con un cierto aspecto de la vida humana. Así, las copas, que pertenecen al elemento agua, tratan de los temas relacionados con el corazón, como el amor, el sexo, las emociones y los sentimientos; los bastos (fuego) se ocupan de la actividad y el poder en ámbitos como la política, el comercio, los negocios y las competiciones; los oros (tierra) se refieren a las posesiones, riquezas, dinero o herencias, y las espadas (aire), a los aspectos peligrosos de la vida, como la presencia de fuerzas hostiles o accidentes. Tanto el significado como las figuras de las deidades que la autora asoció a cada uno de los arcanos menores se corresponden con esta idea global.

SOLAAGUILAR-728x90px

 

←LÁMINAS DE TAROTS

←HISTORIA DEL TAROT