44.- SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DESDE 1999

 

San Cristóbal de La Laguna reúne varias características que la hacen única en el mundo. Es un conjunto arquitectónico singular, la primera ciudad colonial no fortificada urbanizada según el modelo de “ciudad territorio”, que pronto se exportó con éxito al Nuevo Mundo. Su traza geométrica, que reproduce sobre el plano una rosa de los vientos, se basa en estrictos principios filosóficos y científicos. Además, La Laguna, conserva casi seiscientos edificios mudéjares en buen estado de conservación. Las iglesias, conventos y palacios que atesora testifican, finalmente, la importancia de los intercambios e influencias entre las culturas europeas y americana desarrollados a lo largo de sus cuatro siglos de historia.

13-Patio de una casa colonial del centro histórico de San Cristóbal de la Laguna-metirta.online

PATIO DE UNA CASA COLONIAL DEL CENTRO HISTÓRICO DE SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA.

La historia de San Cristóbal de La Laguna le confiere un gran valor simbólico. Está situada en la zona denominada Aguere por los guanches, parte del reino o Menceyato de Tegueste, llamado así por los menceyes o reyes aborígenes. Aquí tuvo lugar la última y decisiva batalla de la conquista de la isla, entre las tropas castellanas a cargo de don Alonso Fernández de Lugo y los aborígenes del mencey Bencomo y su hermano Tinguaro el día de San Cristóbal, de donde toma su nombre, de 1496. Para conocer su historia solo hay que recorrer las calles de la ciudad. El centro histórico ofrece un paseo muy agradable por calles peatonales, entre antiguos caserones, bares, comercios, terrazas, museos, restaurantes y salas de exposiciones. Son dos sus núcleos principales. El primero se erigió alrededor del templo de Nuestra Señora de la Concepción, la iglesia parroquial más antigua de Tenerife, que cuenta con ricos artesonados en su interior y la pila bautismal con la que bautizaron a los guanches derrotados. Su elemento más llamativo es la torre de finales del siglo xvii, icono de la ciudad, a la que se puede subir para otear el horizonte. Alrededor de la parroquia se levantó un pequeño caserío denominado Villa de Arriba, de trazado irregular y del que ya solo quedan unas pocas calles aledañas a Marqués de Celada.

 

LA CIUDAD IDEAL

La Villa de Abajo, el segundo núcleo, se encuentra hacia el sur y el este, con la plaza del Adelantado como centro y antiguo núcleo del poder real de la ciudad. Aquí estableció don Alonso Fernández de Lugo su residencia y el gobierno de la ciudad. Se erigió al modo castellano, con una plaza mayor en torno a la que se establecieron las casas del Adelantado, de Justicia y Gobierno de la isla.

Toda esta zona está construida mediante conceptos filosófico-científicos renacentistas, utilizando fórmulas matemáticas y utensilios de navegación. De trazado rectilíneo, paralelo y en retícula, con calles rectas que constituyen manzanas, es el primer ejemplo de ciudad no fortificada o “ciudad de paz”, modelo que posteriormente se exportará a las ciudades americanas. Esta zona cuenta con importantes edificaciones civiles y religiosas, imponentes fachadas de piedra y decorativas puertas y ventanas, así como calles transversales y estrechas como la de Tabares de Cala o la de San Juan, con casonas esquineras y sus características puertas de doble hoja para el paso de los carros.

14-Mapa de situación de San Cristóbal de la Laguna-metirta.online

MAPA DE SITUACIÓN DE SAN CRISTOBAL DE LA LAGUNA

Por la antigua calle Carrera, actual Obispo Rey Redondo, se llega a la catedral de Nuestra Señora de los Remedios, que conserva su fachada principal original de estilo neoclásico. Las calles reales de San Agustín, Anchieta, y Nava y Grimón dan muestra de la monumentalidad de La Laguna en las fantásticas portadas de palacetes, casonas y casas armeras de las principales familias de la ciudad. Por la calle Viana en dirección al mercado y la plaza de San Francisco, a la derecha encontramos el convento de las Clarisas. Yen la calle San Agustín, antigua calle Real, el palacio Salazar (hoy Episcopal), de 1664, con una de las mejores fachadas civiles de Canarias, lo único que se salvó del incendio que lo devastó por completo en 2006.

Pero no todo son iglesias, conventos y caserones, la ciudad también ofrece al visitante lugares muy bonitos y tranquilos como el parque de la Constitución, con una zona infantil y un pequeño quiosco, junto a Quintín Benito, y el magnífico paseo del Camino Largo, con altísimas palmeras. Y muchos bares y restaurantes donde comer o picar algo. Una zona muy concurrida y recomendable, con locales de distinto tipo, es la plaza de la Concepción y la contigua plaza del Doctor Olivera.

San Cristóbal de La Laguna está, además, perfectamente comunicada con la capital, Santa Cruz de Tenerife, por un moderno sistema de tranvías, dando la impresión de que ambas ciudades forman parte de un mismo conjunto urbano. Desde la apertura de la Universidad de San Fernando en el siglo XVIII, La Laguna se ha consolidado como uno de los principales centros de la intelectualidad insular. Espíritu que continúa vivo gracias a la labor, entre otros, del Ateneo de La Laguna, el Teatro Leal y museos como el de la Fundación Cristiano de Vera, el Museo de Tenerife de Historia y Antropología (MHA) o el Cabrera Pinto.

 

← ESPAÑA