38.- CONJUNTOS MONUMENTALES RENACENTISTAS DE ÚBEDA Y BAEZA.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DESDE 2003

 

Úbeda, una de las grandes cunas del Renacimiento andaluz, y Baeza, cuyo casco histórico de traza medieval está cuajado de suntuosas edificaciones, compiten en el número y la belleza de sus monumentos, que dan fe de la categoría artística de estas dos ciudades rodeadas de olivares que distan entre sí tan solo nueve kilómetros.

12-Patio del Hospital de Santiado en Úbeda-metirta.online

PATIO DEL HOSPITAL DE SANTIAGO, EN UBEDA.

ÚBEDA

Llegando desde Baeza, el hospital de Santiago, en la avenida del Obispo Cobos, ofrece al visitante un anticipo de cuanto la ciudad guarda. Fundado por el obispo Cobos, es obra de madurez de Andrés de Vandelvira, artífice del Renacimiento ubetense y en él se conjugan el utilitarismo y la grandiosidad, en una traza que recuerda el monasterio de El Escorial.

La citada avenida lleva hasta la plaza de Andalucía, espacio principal de Úbeda en el que se encuentra uno de sus símbolos principales: la torre del Reloj, resto de la antigua muralla en la que sobresale el campanario ochavado.

Al este de la plaza de Andalucía, entrando por la calle Real, se encuentra el principal núcleo monumental de la ciudad, que tiene como centro la magnífica plaza de Vázquez Molina, extraordinario conjunto urbano de gran belleza y perfecta conservación. En ella hay que citar en primer lugar el palacio del Deán Ortega, recia construcción en la que sobresale su bella balconada, convertido en parador de turismo con el nombre de Condestable Dávalos en 1930. Frente a él se encuentra el antiguo pósito, y algo más abajo, ya en la plaza del Ayuntamiento, el hermoso palacio de las Cadenas, actual Ayuntamiento de la ciudad, gran obra de Vandelvira, cuya fachada de tres plantas constituye un soberbio ejemplo de equilibrio entre los órdenes corintio, jónico y de cariátides, junto a elementos netamente andaluces.

En el extremo opuesto de la plaza de Vázquez de Molina se localiza la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, construida sobre una antigua mezquita, que posee un estupendo claustro con arcos apuntados y bóveda de crucería.

En la misma plaza, junto al parador, se sitúa la obra más singular de la ciudad: la capilla del Salvador, magnífico edificio renacentista obra de Diego de Siloé, Andrés de Vandelvira y Esteban Jamete. Junto a la magnificencia de la fachada y del interior, con la espléndida bóveda bajo la que se encuentra el altar mayor, hay que destacar el arco de acceso a la sacristía, rarísima y eficaz solución arquitectónica. La fachada lateral del templo da a la Calle Baja del Salvador, donde se erige el palacio de Don Francisco de los Cobos y, junto a él, el hospital de los Honrados Viejos del Salvador, con su hermoso y acogedor patio. Al final de esta calle hay un gran mirador que parte desde la plaza de Santa Lucía y se extiende por la Redonda de Miradores. Desde aquí puede contemplarse el bello paisaje que rodea a la ciudad.

Siguiendo la Redonda, por Saludeja, se alcanza la puerta de Granada, uno de los pocos vestigios árabes con que cuenta Úbeda. Todo el conjunto monumental, que por el norte finalizaría en la puerta del Losal, posee una gran armonía, no solo en las grandes edificaciones, sino también en las plazas y en las viviendas particulares, de las que cabe destacar, sobre todo, sus hermosos patios llenos de luminosidad y repletos de flores.

13-Fachada del Palacio de Jabalquinto en Baeza-metirta.online

FACHADA DEL PALACIO DE JABALQUINTO, EN BAEZA.

BAEZA

El mayor interés monumental de la ciudad se enmarca en el triángulo formado por la plaza de España, la plaza del Arcediano y la plaza del Pópulo. En el centro de esta última fluye la fuente de los Leones, coronada por una estatua femenina ibero-romana que, según la tradición, representa a Imilce, la esposa de Aníbal.

En esta plaza se levanta el edificio de la Antigua Carnicería, obra renacentista del siglo XVI que luce en su fachada un magnífico escudo del emperador Carlos I.

En la actualidad es el Archivo de la Villa. La llamada Casa del Pópulo, edificio del siglo XVI que posee una espléndida fachada plateresca, está ocupada por la Oficina de Turismo.

14-mapa de situación de Baeza-metirta.online

MAPA DE SITUACIÓN DE BAEZA.

Cierra la plaza por el fondo la puerta de Jaén, que pertenece a la antigua muralla y a la que se añadió en 1521 el arco de Villalar, que señala la derrota de las Comunidades.

En la plaza de Santa María se halla la catedral, edificada por orden de Fernando III sobre la antigua mezquita árabe aunque ha sufrido diversas modificaciones. En la construcción intervino Andrés de Vandelvira. En su arquitectura se mezclan los estilos gótico y renacentista, sobresaliendo del conjunto la puerta del Perdón, que da a la plaza; la de la Luna, de influencia morisca; el claustro, con capillas mudéjares, y las capillas del Sagrario y Dorada. Adosadas a la catedral están las Casas Consistoriales Altas, con bella fachada gótica. En el centro de la plaza hay una fuente construida a modo de arco de triunfo en tiempos de Felipe II y, frente a la catedral, la recia fachada del seminario de San Felipe Neri, actualmente sede, junto con el palacio de Jabalquinto, de la Universidad Internacional de Andalucía.

En la plaza de Santa Cruz está el palacio de Jabalquinto, joya del gótico isabelino de finales del siglo XV. Posee una bellísima fachada decorada con puntas de diamante y flanqueada por contrafuertes rematados en mocárabes. Prácticamente a la vuelta se alza la Antigua Universidad, en la que, convertida en Instituto de Enseñanza Media a partir de 1875, dio clase como profesor de francés el poeta Antonio Machado.

Fuera ya del triángulo citado, en el señorial barrio de San Andrés se halla el Ayuntamiento, magnífica obra de estilo plateresco italianizante, atribuida a la escuela de Vandelvira. La iglesia de Santa María del Alcázar y San Andrés, guarda la imagen de la Virgen del Alcázar, patrona de la ciudad. En ella sobresalen su portada, plateresca, el coro y la capilla mayor. La iglesia del Salvador funde los estilos románico, gótico y renacentista.

En la puerta de Toledo se levanta el palacio de los Mejorada, con un bellísimo patio árabe y, algo más abajo, el convento de la Encarnación, del siglo XVI y en el que se aprecia la transición del renacimiento al barroco. En este convento dio fin San Juan de la Cruz al Cántico Espiritual.

 

 

←PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ESPAÑA