32.- LONJA DE LA SEDA DE VALENCIA.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DESDE 1996

 

Por su belleza y significado histórico, la antigua Bolsa de la Seda valenciana es el edificio más representativo de la ciudad y uno de los más destacados del gótico civil europeo. Ubicado en el antiguo barrio medieval de los mercaderes, nació como fruto de la riqueza y el esplendor alcanzados por la oligarquía mercantil levantina, que en el siglo XV vivía en la ciudad más poblada de España y quizás también en la más rica.

41-Sala de contratación de la Lonja de la Seda de Valencia-metirta.online

SALA DE CONTRATACIÓN DE LA LONJA DE LA SEDA DE VALENCIA

La Lonja de Mercaderes (Llotja de Mercaders), también conocida como Lonja de la Seda por ser este el producto con el que durante mucho tiempo se comerció en ella, comenzó a construirse en 1483 gracias a la iniciativa del Consejo General de la Ciudad, que deseaba dotarse de un edificio representativo donde poder llevar a cabo las transacciones comerciales. Fueron los arquitectos Pere Compte y Joan Ibarra quienes dieron forma al proyecto y dirigieron unas obras que duraron 15 años. Ocupa una superficie de casi 2.000 metros cuadrados, que pertenecían a las 25 casas que fueron compradas y derribadas para levantar el nuevo inmueble.

Dentro de las cuatro puertas que posee, las que se abren a la plaza del Mercado y a la calle Lonja son las más interesantes. La primera posee una portada flanqueada por dos esbeltos pináculos y delimitada por un arco conopial con parteluz. El tímpano acoge la presencia de la Virgen y el Niño.

Tanto en las gárgolas como en las arquivoltas de las puertas y los parteluces se despliega una interesantísima colección de esculturas de carácter naturalista, que a veces encierran oscuros simbolismos y muestran animales, monstruos, figuras humanas, máscaras, seres fantásticos, formas vegetales, híbridos entre hombre y animal nacidos de la fantasía más libérrima. La obscenidad e irreverencia de muchas de sus imágenes subrayan el carácter laico del edificio y la total libertad con la que trabajaban los maestros canteros. Dignas de especial mención son las figuras zoomorfas y antropomorfas que se exhiben en las gárgolas.

Articulados por el llamado patio de los Naranjos, se advierten tres cuerpos claramente diferenciados: la sala de Contratación, el torreón y el pabellón del Consulado del Mar. La sala de Contratación resulta ser un amplio y diáfano espacio columnario (de 781 m2 de superficie y 17,4 m de altura), en el que surgen ocho esbeltas columnas con decoración helicoidal que sustentan un amplio y armonioso despliegue de 15 bóvedas de crucería. Otras 16 columnas se hallan empotradas en los muros laterales. La diafanidad del espacio, la elegancia de los muros y la esbeltez de las columnas definen un ámbito singular y cautivador, que induce a elevar los ojos hacia unas bóvedas que tuvieron policromía.

42- Loja de Valencia gótico europeo-metirta.online

EXTERIOR DEL EDIFICIO DE LA LONJA DE LA SEDA DE VALENCIA, UNO DE LOS MÁS DESTACADOS DEL GÓTICO CIVIL EUROPEO.

 

En el arranque de las bóvedas se extiende una inscripción latina que, además de señalar el número de años empleados en la erección del edificio, incluye elogios al comercio que se ejerce sin cometer fraudes y al dinero que se presta sin usura. He aquí la traducción: «Casa famosa soy, en quince años edificada. Conciudadanos, probad y ved cuán bueno es el comercio que no lleva fraude en la palabra, que jura al prójimo y no le falta, que no da su dinero con usura. El mercader que vive de este modo rebosará de riquezas y gozará finalmente de la vida eterna».

Debe subrayarse que en este salón se instaló la Mesa de Cambios y Depósitos (Taula de Canvis i Diposits), primera institución bancaria de carácter municipal, que había sido fundada en el año 1407. Tenía como objeto facilitar el cambio de moneda y acoger el depósito de alhajas, objetos de valor y fondos dinerarios, tanto procedentes de particulares como de instituciones. En el año 1371 se emitió la primera letra de cambio de la que se tiene noticia en España, girada contra los Jurados de la ciudad por un importe de 100 florines de oro.

Si conviene dirigir los ojos al techo para admirar cómo del final de las columnas brotan las nervaduras que pueblan las bóvedas, también es recomendable mirar al suelo para ver las piezas de mármol -blancas, negras y ocres- que en algunos lugares dibujan estrellas de seis puntas.

Por una espléndida escalera de caracol que conecta las diferentes estancias y destaca por carecer de eje central (es decir, que los 110 peldaños se sujetan en el muro cilíndrico exterior), se sube al torreón central que enlaza los dos cuerpos de la Lonja. Consta de tres pisos: el primero, cubierto con una atractiva bóveda de crucería estrellada, ejerció funciones de capilla; los otros dos, de cárcel para encerrar a los mercaderes que se declaraban en quiebra.

Desde el patio de los Naranjos se accede al Consulado del Mar por una escalera exterior que permite aproximarse a los medallones que decoran la fachada. En esta parte de la Lonja, construida a comienzos del siglo XVI, es ya perceptible un estilo renacentista que se expresa tanto en la presencia de la logia como en la decoración. En la primera planta se reunía el Tribunal de Comercio para resolver problemas relacionados con el comercio marítimo. En la segunda se instaló en el año 1921 un extraordinario artesonado, que había sido terminado en el año 1445 por Juan del Poyo y procedía de la sala dorada de la antigua y desaparecida Casa de la Ciudad. Abunda el pan de oro recubriendo las figuras y señalando el borde de las vigas. Decora la sala un gran lienzo pintado en 1662 por Jacinto Jerónimo Espinosa, en el que se recoge la presencia de los jurados de la ciudad rindiendo pleitesía a la Inmaculada.

Situados ya en el exterior del recinto, se aconseja detenerse en el último cuerpo del Consulado para examinar la galería de ventanas conopiales y el friso de medallones que enmarcan bustos de personajes. Es un trabajo encargado a Pere Compte, que se inició en 1498 y denota una clara influencia renacentista.

 

←PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ESPAÑA