24.- UNIVERSIDAD Y BARRIO HISTÓRICO DE ALCALÁ DE HENARES.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DESDE 1998

 

Alcalá de Henares es un extraordinario ejemplo de urbanismo del siglo XVII. La variedad de sus monumentos y los vestigios del trazado antiguo son testigos de la gran ciudad intelectual y universitaria que fue -la primera del mundo planificada como tal-, hecha a la medida del concepto renacentista de la época como Ciudad de Dios (civitas Dei) y a la de su propio artífice, el cardenal Cisneros.

17-Plaza Cervantes,Alcalá de Henares

PLAZA DE CERVANTES, EN ALCALÁ DE HENARES.

LA UNIVERSIDAD

El edificio monumental más importante de Alcalá es el Colegio de San Ildefonso, sede de la Universidad como cabeza principal del complejo docente. Rodeado de siete colegios más, hospital universitario y viviendas para los estudiantes, tenía tres grandes patios de los que se conservan dos: el de Santo Tomás de Villanueva, de estilo clásico-barroco y el Trilingüe, de influencia italiana, por el que se tiene acceso al paraninfo.

El edificio fue construido dentro del estilo mudéjar, primero de ladrillo y luego, en la época de Carlos I, en piedra por el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón sobre planos realizados por Pedro de la Cotera. La fachada es plateresca y suele ponerse como ejemplo de este estilo con la del hospital de Santa Cruz de Toledo; la rejería es de Díaz del Corral y Villalpando. En el paraninfo, destinado desde hace siglos y hasta la actualidad a los actos solemnes, sobresale la cátedra plateresca y policromada, las yeserías y el artesonado de lacería morisca.

La capilla de San Ildefonso estaba revestida con una sillería en el coro, tenía rejas de Juan Francés y púlpito además de un bello retablo, todo lo cual desapareció en el siglo XIX cuando se trasladó a Madrid la Universidad Complutense.

Hoy conserva el artesonado polícromo de lacería y yeserías de inspiración gótico-mudéjar, además del sepulcro del cardenal Cisneros de estilo renacentista, diseñado por Doménico Fancelli y realizado en mármol en Carrara por el taller de Bartolomé Ordóñez. Su decoración recoge en bellos relieves las tres preocupaciones del cardenal: lo militar, lo intelectual y lo religioso.

En el entorno de la Universidad pueden admirarse el colegio de Santa Catalina, el de San Pedro y el del Rey, este último fundado por Felipe II para la educación de los hijos de sus servidores.

En la calle de los Colegios, una de las arterias principales de Alcalá de Henares, se pueden ver los colegios-conventos de Santo Tomás, San Agustín, de Málaga y, el más moderno, fundado en el año 1660, de San Basilio Magno.

 

DE LA UNIVERSIDAD A LA MAGISTRAL

Partiendo de la Universidad por las calles de Santa Úrsula y de Escritorios, o dando un paseo por la porticada Calle Mayor, que se ha hecho peatonal, se llega a la Iglesia Magistral, que se encuentra en el lugar donde se levantó un antiguo templo sobre el escenario de la degollación, en el siglo IV, de los santos Niños Justo y Pastor.

Alrededor de este lugar santo se fue creando en la Edad Media la villa de Alcalá y la iglesia, elevada a colegiata por el arzobispo Carrillo, fue reedificada por el cardenal Cisneros a principios del siglo XVI, consiguiendo de Roma para el templo el título de magistral. El interior del edificio de tres naves góticas imita, en dimensiones reducidas, a la catedral de Toledo, y en la cripta se encuentran las reliquias de los Santos Niños en urnas de plata labrada en el siglo XVIII. Son interesantes el sepulcro de Gregorio Fernández y el retablo mayor plateresco del siglo XVI debido a León Picardo y Felipe Vigarny.

18-Patio Trilingüe del Colegio de San Ildefonso, sede de la Universidad de Alcalá de Henares

PATIO TRILINGÜE DEL COLEGIO DE SAN ILDEFONSO, SEDE DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES.

Por la calle de San Felipe Neri se llega a un complejo monumental muy armónico e interesante formado por el Palacio Arzobispal, el convento de la Madre de Dios y la fachada del convento de San Bernardo.

Este último es un ejemplo de los numerosos conventos que instalaron en Alcalá las órdenes religiosas, sobre todo a partir del siglo XVI, atraídas por el foco intelectual, los estudios especialmente religiosos y el elevado número de estudiantes. San Bernardo fue fundado en 1617 por el cardenal Sandoval y Rojas y su iglesia es obra del arquitecto Juan Gómez de Mora.

El Palacio Arzobispal sería también ejemplo de la arquitectura civil del siglo XVI si no se hubiese quemado, igual que otros monumentos, durante la guerra de 1936. La fachada, que es parte de una reforma de Covarrubias del antiguo palacio de los arzobispos toledanos, es lo que se conserva actualmente del edificio original.

 

OTROS LUGARES DE INTERÉS

En Alcalá de Henares, además del sencillo pasear por sus calles y plazas hay otros lugares muy interesantes y dignos de una visita como pueden ser: la casa de la Entrevista, llamada así a lo que queda del antiguo convento de San Juan de La Penitencia, lugar conocido porque allí fue donde los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón cuando este les expuso el proyecto de su viaje a las Indias; el convento de la Imagen, del que fue priora María Belén, la hermana mayor de Miguel de Cervantes; el convento de Santa Úrsula, el de la Consolación, que guarda una hermosa talla de Alonso Cano; la casa de Lizana, un palacio cedido a las monjas para convento, y la casa de Cervantes, en la Calle Mayor, que es en realidad la reconstrucción de una casa típica del siglo XVI ambientada con muebles y estilo de la época.

El antiguo convento de la Madre de Dios, en la plaza de las Bernardas, acoge el que es el último lugar de gran interés en Alcalá de Henares: el Museo Arqueológico Regional. Un repaso por toda la historia de Madrid a través de piezas de gran valor encontradas en diferentes yacimientos de la Comunidad.

 

←PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ESPAÑA