LA PANDEMIA, EL EMPLEO Y LAS NUEVAS DESIGUALDADES

Para poder comparar los datos de las 50 provincias y dos ciudades autónomas en esos seis indicadores se acudió a un sistema de normalización o estandarización, que identifica el grado de desviación positiva o negativa de los valores respecto al promedio en cada caso.
El índice sintético de vulnerabilidad socio-laboral frente a la pandemia es el promedio de esos seis
Por. Ricardo Méndez Profesor honorífico del Departamento de Geografía, Universidad Complutense de Madrid

Son necesarias transformaciones estructurales que hagan más resistentes los territorios donde el crecimiento económico no trajo consigo un verdadero desarrollo

Resulta un tópico repetido que el virus no distingue entre clases sociales o grupos profesionales, pero es indudable que las consecuencias de la enfermedad que provoca sí lo hacen y el empleo es, sin duda, un excelente banco de pruebas para confirmar que, como señala Mariano Fernández Enguita, una pandemia imprevisible ha traído la brecha previsible.

SEGUIR LEYENDO EN LA WEB – PANDEMIA, EMPLEO Y NUEVAS DESIGUALDADES