MEDITACIONES COLECTIVAS PARA CAMBIAR EL MUNDO.

POR: ISABELA HERRANZ

GRACIAS A INTERNET, EN LOS ÚLTIMOS AÑOS HAN SURGIDO NUMEROSOS PROYECTOS DE MEDITACIONES COLECTIVAS EN LAS QUE PARTICIPAN A LA VEZ MILES DE PERSONAS EN TODO EL MUNDO. ESTAS INICIATIVAS PRETENDEN EL DESCENSO DEL PORCENTAJE DE CONFLICTOS, REDUCIR EL ÍNDICE DE CRIMINALIDAD GLOBAL Y EL IMPACTO DE LA PANDEMIA DEL COVID19 O AMINORAR LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO. PERO ¿HASTA QUÉ PUNTO ESTAS MEDITACIONES RESULTAN EXITOSAS EN LOS FINES QUE PERSIGUEN? ¿QUÉ MUESTRAN LAS INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS QUE SE HAN LLEVADO A CABO SOBRE ESTE ASUNTO?

MEDITAR EN 7 SENCILLOS PASOS

Estas instrucciones son aplicables a cualquier tipo de meditación y útiles para aquellos que no posean experiencia preliminar y deseen participar en las meditaciones en grupo que se convocan online:

1. El lugar elegido no es preciso que sea grande, puede ser un espacio pequeño y aislado con un biombo. Este espacio se destinará para la práctica diaria. En él se podrá quemar incienso, poner flores frescas y decorarlo con imágenes que propicien la introspección (mandalas, etcétera). A medida que se avance en el proceso de meditación, este lugar se irá cargando de una atmósfera vibratoria en la que se sentirá una sensación de paz y armonía especiales.

2. Antes de iniciarse en la meditación es conveniente aprender una técnica eficaz para relajarse. También pueden efectuarse ejercicios del control consciente de la respiración: cinco minutos de respiración rítmica y profunda ayudan a relajarse y oxigenar el cerebro.

3. Al principio es aconsejable meditar durante períodos cortos de veinte minutos e ir aumentando hasta una hora. La regularidad en la práctica es fundamental. Debe practicarse a diario y elegir siempre la misma hora, preferiblemente en un momento libre de las actividades cotidianas.

4. La postura deber ser firme y cómoda a la vez, con la espalda y el cuello rectos, los ojos cerrados o ligeramente entreabiertos y las manos apoyadas sobre tos muslos con los dedos índice y pulgar de ambas manos tocándose.

5. El paso siguiente consiste en incorporar el «tema» que se haya elegido para meditar, ya sea un mantra, un objeto, un símbolo mental, etcétera, que se visualizará en el punto focal (centro del entrecejo o plexo solar).

6. Antes de terminar de meditar, el practicante debe respirar a fondo varias veces e ir moviendo lentamente las diferentes partes de su cuerpo para ir abandonando de forma gradual el estado de relajación. Nunca debe suspenderse la meditación bruscamente.

7. Aunque existen numerosos ejercicios de concentración y meditación, no es conveniente estar cambiando constantemente. Se puede perseverar en algunos de ellos antes de pasar a los otros. Únicamente la práctica conduce al perfeccionamiento mental.

SEGUIR LEYENDO EN LA WEB – LA EXPANSIÓN DE LA PAZ A TRAVÉS DE LA CONCIENCIA GLOBAL.