Los Santos protectores – San Juan de Dios – Patrón de los bomberos.

san juan de dios

Leyenda. San Juan de Dios es un santo portugués del siglo XVI, época del descubrimiento y la conquista, de talante guerrero y sacrificado quien antes de abrazar los hábitos se dedicó a correr todo tipo de aventuras. En cierta forma es más un héroe de fortuna que un santo, amante del riesgo y las emociones fuertes (incluso abrió una librería en Granada), y rebelde a todo lo que significara imposiciones (se convirtió en sacerdote sin pasar por el seminario ni las autoridades eclesiásticas). Sólo aceptó recibir los sacramentos el día de su muerte.

Atributos. Es uno de los pocos santos que aparece sin hábitos ni túnica. A veces aparece de rodillas rezando delante de la cruz, y en otras ocasiones va acompañado del báculo del poder.

 Poder. Es el patrón de los bomberos y, en cierta manera de todos aquellos que estén dispuestos a arriesgar su vida por salvar a los demás. Protege a soldados de fortuna y a aventureros, así como a misioneros y niños enfermos. Es santo de casos urgentes y situaciones desesperadas, salvador milagroso de incendios y catástrofes. Sus fieles, por supuesto, le piden absolutamente de todo.

Ritual. Se le celebra el 8 de marzo, día actual de las mujeres, y le gustan las ceremonias sencillas y familiares, con niños incluidos. Agradece las flores silvestres y las velas blancas o rosas.

cenefa.jpg

Receta asociada a San Juan de Dios

2-Perol cordobés

Perol Cordobés

Ingredientes para 8 personas:
Perol: Recipiente de metal con forma semiesférica y con la base plana con dos asas.
• 5 dientes de ajo
• 2 cebollas grandes
• 5 pimientos verdes los alargados por favor
• 800 gr. de arroz
• 150 cc.de vino fino, (D.O Montilla-Moriles)
• 500 gr. de magro de cerdo: limpia de grasa.
• Costillas de cerdo
• Azafrán una cajita (dejamos las hebras en agua caliente para obtener el color)
• 2 litros de caldo de carne

 
Modo de preparar el mejor caldo de carne casero: en 2,5 litros de agua hervimos huesos, trozos de carne limpia de grasa, un apio, una cebolla, una zanahoria a fuego lento para obtener el caldo. Lo colamos y lo dejamos listo para usar en el perol cordobés.)
Aceite de oliva de la provincia de Córdoba de poca graduación para hacer el sofrito.

 
Preparación del Perol:

 
1. Salpimentamos la carne y la dejamos mínimo 1 y ½ hora.
2. Partimos cebolla, pimientos y ajo en trozos pequeños.
3. Añadimos aceite suficiente en el perol para freír la carne. Una vez lista la retiramos y reservamos.
4. En ese aceite pochamos las verduras y añadimos el arroz, el cual removemos bien hasta que cambia de color. Añadimos el vino hasta reducirlo.
5. Se le añade el caldo de carne casero junto con el agua resultado del azafrán y la sal.
6. Al momento añadimos la carne frita.
7. Dejamos cocinar hasta que el arroz está© blando. El fuego debe de estar medio. No mover mucho el guiso.
8. Si es necesario vamos añadiendo agua, debe de quedar caldoso.

Se retira el perol del fuego y se come directamente con cuchara, ¡cucharán y paso atrás!

 

 ←LOS SANTOS PROTECTORES

←LA FE EN LAS CIENCIAS OCULTAS