TRITÓN

 

Tritón

Contaban los griegos que una divinidad marina custodiaba las aguas, provocaba tormentas y aplacaba los vientos, seducía a las jóvenes que iban a bañarse y volcaba las embarcaciones. Era capaz de lo mejor y de lo peor, y por eso merecía su respeto. Este dios se llamaba Tritón, era mitad hombre y mitad pez y los griegos creían que vivía en Libia, a cargo del lago Tritonis. Para ser una divinidad tenía costumbres un poco casquivanas, pues cuentan que se entregaba a todo tipo de depravaciones pez y que seducía sin cuartel a toda muchacha que se acercaba a sus orillas. Era hijo de Poseidón, el dios griego del mar, y de Anfititre una de las 50 nereidas

Tritón es la versión masculina de la sirena y, al igual que ella, se le hace responsable fuera del mar, ha de las tempestades. Habitualmente se le retrata como un anciano de barba blanca o propiciado que se utilice verde, con cola de pez y un tridente entre las manos. A este perfil responde su nombre para designar perfectamente el rey Tritón, padre de la sirenita en la versión cinematográfica de la a un pequeño anfibia, el factoría Disney de 1989. Aunque en su origen Tritón era el nombre de esta divinidad tritón, que pertenece a la marina, por extensión se le aplicó también a todos los seres que se consideran parte familia de las de su cortejo, unos apuestos muchachos con torso de hombre y cola de pez.

29-Tritón-metirta.online

Tritón divinidad marina que custodia las aguas.

El episodio más relevante en el que interviene Tritón se sitúa en el mar Mediterráneo, donde cuenta la leyenda que se encontró con los tripulantes de la nave Argos. Los argonautas, al mando de Jasón, se vieron sorprendidos por una fuerte tempestad cuando viajaban en busca del Vellocino de Oro. La tripulación había sufrido ya múltiples peripecias y empezaban a estar cansados. Además, el empuje de las aguas los había desviado hacia la costa de Libia, donde habitaba el dios Tritón. Los hombres estaban asustados. ¿Cómo los recibiría el dios Tritón, el anciano de barba blanca y cola pez? ¿Sería su humor tan cambiante como les habían comentado? Pero para sorpresa de los argonautas, Tritón los trató con hospitalidad, se comportó como un buen anfitrión y les enseñó un atajo que él conocía y que comunicaba su lago con el mar. De este modo, los agronautas pudieron continuar su camino.

 

←BESTIARIO

←ÁNGELES Y SERES SOBRENATURALES