SQUONK

 

Squonk

En la región de Pennsylvania, en los Estados Unidos, habita un pequeño ser de existencia desdichada. El squonk tiene la apariencia de un sapo, pero con las patas aún más cortas, con las que recorre lentamente los caminos y veredas. No es un ser grato a la vista, pues su piel es escamosa y está llena de verrugas. El pequeño squonk es consciente de su fealdad y le duele tanto el rechazo ajeno que llora de modo incesante su triste destino. Es tímido y solitario, pero en realidad le encantaría encontrar a alguien sin prejuicios que lo aceptara tal y como es. Entre los árboles de Pennsylvania se escucha su desconsolado llanto, sobre todo de noche, cuando se atreve a salir de su guarida.

Algunos cazadores encuentran divertido perseguir a un squonk. Sus pasitos son cortos y sus huellas son fáciles de localizar. Su llanto le delata y las lágrimas caen a sus pies formando un charquito. En estados de tensión, el squonk se deshace literalmente en lágrimas. Hacer ante él una mueca de desagrado, perseguirlo o asustarle pueden ser motivos de su desaparición. Como hemos visto, el mito del squonk recoge y continúa uno de los argumentos más universales, el drama de los seres rechazados por su condición física, como la historia del patito feo, el fantasma de la ópera, Frankenstein o el jorobado de Nuestra Señora de París. Y es que las sociedades cambian, pero los hombres seguimos siendo los mismos, muchas veces con un corazón cruel que discrimina a los que son diferentes y no contento con eso, además les hace sufrir sus burlas.

27-El Squonk-metirta.online

El Squonk ser de existencia desdichada con apariencia de sapo

Dicen que la siguiente leyenda ocurrió en el estado norteamericano de Minnesota. El protagonista se llamaba J.P. Wentling y su víctima fue un squonk. Desde hacía varios meses el señor Wentling vivía empeñado en atrapar uno de estos ejemplares y, mientras lo conseguía, había aprendido a imitar el llanto del squonk hembra. Esperó con paciencia a una fría noche de luna llena, cuando sabía que estos seres salen a la superficie, confiados en que el frío y la oscuridad de la noche mantendrán en su casa a los humanos. No le fue difícil escuchar su llanto y, a poco que se fijó, encontró un reguero de lágrimas que llevaba hacia un árbol del bosque. Fue entonces cuando comenzó su genial imitación. Se escucharon unos pasitos. Las hojas del suelo se movieron. Allí, bajo sus pies, un pequeño squonk asomaba su cabeza. Sin perder un instante, lo encerró en un saco y se lo llevó hasta su casa. Cuando abrió la bolsa del squonk sólo quedaba un puñado de lágrimas y unas cuantas burbujas.

 

Y ADEMÁS

En el año 1976, el grupo musical Génesis le dedicó a este ser lino de los temas de su disco trick of the tail». La canción se llama «Squonk» y narra una de las leyendas más conocidas que circulan sobre él: el encuentro con un cazador y su muerte disuelta en lágrimas.

 

←BESTIARIO

←ÁNGELES Y SERES SOBRENATURALES