GRAYAS

 

Grayas

Las grayas o greas, a las que también se conoce con el nombre de damas grises, eran tres hermanas que representaban la vejez. Se llamaban Dino («terrible»), Pefredo («avispa») y Enio («belicosa»), y pertenecían a una de las familias más monstruosas de toda la mitología clásica. Sus padres fueron dos divinidades marinas, Ceto y Forcis, quienes también engendraron a Equidna, a Ladón, a las tres hespérides y a las temidas gorgonas.

Con toda probabilidad, las grayas son los monstruos menos conocidos del bestiario clásico. De ellas se dice que, desde su nacimiento, tenían el pelo blanco, un solo diente y un solo ojo para las tres, que utilizaban por turnos. Vivían al pie del monte Atlas y estaban encargadas de vigilar el camino que conducía hasta la morada de sus hermanas las gorgonas.

6-Grayas-metirta.online

Gayas o greas, 3 hermanas que representan la vejez.

Las grayas aparecen en el mito de Perseo. Cuando el héroe recibió el encargo de matar a la gorgona Medusa, lo primero que hizo fue encaminarse hasta la gruta de sus hermanas las grayas, que vivían olvidadas junto a un acantilado sobre el que rompían las olas del mar.

Perseo llegó en barco hasta la gruta de las grayas, y allí se encontró a Pefredo y a Enio durmiendo plácidamente, mientras Dino vigilaba con el único ojo que las tres compartían.

7-Perseo-metirta.online

Perseo en la gruta de las grayas.

Perseo se ocultó detrás de unas rocas y esperó a que llegara el cambio de turno y los monstruos se relevaran en sus puestos. A las cinco horas se despertó Pefredo y su hermana Dino se arrancó el ojo para cedérselo, pero justo en ese momento Perseo salió de su escondite y se lo arrebató. Ciegas y desorientadas, las grayas temieron lo peor y le suplicaron que les devolviera su posesión más preciada. Entonces Perseo acercó el filo de su espada a la pupila y las amenazó con vaciarlo si no le revelaban el camino que conducía a la guarida de las gorgonas. Ante tal amenaza, las grayas no tuvieron más remedio que desvelar el secreto de sus hermanas.

 

Y ADEMÁS

Aunque todos los autores clásicos coinciden en considerar que las grapas eran criaturas repugnantes, Hesíodo nos dice en su ”Teagonía” que eran hermosas.

Algunos mitólogos consideran que los cabellos blancos de las grapas estaban hechos de espuma de mar, que es blanca cuando las olas se agitan.

 

←BESTIARIO

←ÁNGELES Y SERES SOBRENATURALES